Virginia Troconis y Pablo Ojeda: “Debemos buscar sentirnos bien con nosotros mismos y tener un cuerpo y una vida saludable”

Hemos hablado con Virginia Troconis y Pablo Ojeda sobre cómo disfrutar de la comida de una forma sana y manteniendo la línea. Comida, vamos a llevarnos bien es el título de un libro sencillo y práctico que está pensado para que hagas de tu relación con la comida un aliado en tu día a día. Entre sus hojas encontrarás consejos y recetas que ha llevado a cabo Virginia Troconis consiguiendo mantener un cuerpo saludable y maravilloso. Todas ellas cuentan con la aprobación de un dietista de primera categoría como es Pablo Ojeda.


¿Cómo surge este libro?

Virginia Troconis: Siempre he sido una enamorada de la buena alimentación, del deporte y la vida sana. Durante la pandemia realicé varios directos de recetas y conocí a Pablo. El primer directo que hicimos juntos para mí fue un bombardeo de información y contestó a tantas de mis preguntas e inquietudes que eso se transmitió a la gente. Hicimos varios directos y surgió la oportunidad de plasmarlo en el libro para compartir e influir de alguna manera positiva en tener una buena relación con la alimentación. El libro es sencillo y hemos plasmado las experiencias de Pablo y las mías.

Pablo, ¿qué es lo primero que le dices a una persona cuando te dice que quiere hacer una dieta, cuidarse y estar en línea?

Pablo Ojeda: Siempre les digo que hagan una pequeña reflexión. La gente que viene a hacer dieta a la consulta, por norma general, ya ha hecho alguna de ellas. Les pregunto si han hecho alguna y generalmente me dicen que sí. Luego, les pregunto si han perdido peso y te suelen decir que hay una que les fue bien. Ya como última pregunta les digo que si les ha funcionado por qué están aquí. Esto es para cambiar un poquito el concepto de dieta porque dieta no es bajar de peso para luego recuperarlo. Yo no quiero que tengas un medio éxito a corto plazo. Yo quiero que aunque pierdas un kilo o dos kilos seas capaz de mantenerlo en el tiempo porque has instaurado una serie de hábitos adecuados a tu vida. Muchas veces pensamos que el éxito es bajar mucho de peso y rápido. Ese no es el éxito de la alimentación. El éxito es tener recursos para gestionar situaciones que te hacen ir a la comida como solución y esto hay que hacérselo ver a la gente.

¿Creéis que muchas veces se confunde el querer tener un buen cuerpo con el comer bien y sano?

Pablo Ojeda: Casi todo el mundo.

Virginia Troconis: Estamos esperando una receta mágica. La gente pregunta si comprándose este libro y haciendo lo que yo hago van a estar como yo. Y, no es así. Tal y como decía Pablo, la palabra dieta está tan mal utilizada y lo que tenemos que conseguir es hacer cambios de conducta y de nuestros hábitos a largo plazo. Después de hacer una reflexión como puede ser cuál es el motivo que nos lleva a querer hacer una dieta es realmente cuando empieza el éxito. Debemos buscar sentirnos bien con nosotros mismos y tener un cuerpo y una vida saludable.

Pablo Ojeda: Tenemos que ser conscientes que hay cosas que no las vamos a poder mantener en el tiempo. Yo no puedo estar toda la vida comiendo filetes de pollo y lechuga, no puedo estar toda la vida restringiéndome con las salidas de mis amigos. Por eso el 60 o 70% de las personas que empiezan una dieta a la segunda o tercera semana abandonan. 9 de cada 10 personas que pierden peso lo vuelven a recuperar porque están cambiando únicamente la comida y eso es lo que menos me importa. Tienes que descansar bien porque si descansas bien tienes más probabilidades de tener un buen peso que otra que no lo hace. Ahí es donde tengo que prestar atención.

¿Cómo hacéis para evitar el picoteo entre horas?

Virginia Troconis: Hay una cosita que digo siempre es que hay que comer bien. Si haces un buen desayuno y una buena comida cuando pasen dos o tres horas no tienes por qué tener tanta hambre. También, es importante planificarte y tener cosas que sean sanas en tu mano.

Pablo Ojeda: Realmente no hay ningún problema en picotear entre horas. El problema está en lo que picoteamos entre horas. Si tienes hambre come, pero lo que tienes que hacer es comer alimentos interesantes como pueden ser unos snaks de zanahoria con humus o guacamole, frutos secos, frutos rojos, tomatitos cherry, queso, encurtidos… Tenemos muy asociado el picoteo como unas patatas, una cerveza y ese es el concepto que tenemos que trabajar. Hay un truco que me gusta mucho hacer porque hay dos maneras de identificar un hambre real de un hambre emocional. Cuando le pones nombre y apellidos a lo que quieres comer es hambre emocional igual que si lo quieres para ya. Si tienes hambre real puedes esperar un poquito y, sobre todo, cuando el hambre es real se encuentra en la parte baja del estómago y, cuando es hambre emocional se encuentra un poquito más arriba, como en la parte del esternón, que es un poquito de ansiedad. Si te paras a reflexionarlo puedes ver si es hambre real o emocional y desecharlo.

Desmontadme algún mito de la alimentación

Virginia Troconis: El agua con limón por la mañana. Tenemos que entender que si lo hacemos porque nos gusta y nos sienta bien lo podemos hacer, pero tenemos que tener claro que eso no adelgaza. Tomarnos eso no va a quemar la grasa del cocido, de los garbanzos, ni de nada y eso es lo importante. También, nos han dicho que la fruta engorda y que el plátano tiene muchas calorías. Yo creo que es importante que entendamos que podemos comer y que debemos de comer fruta a diario, pero variado.

Se habla mucho de los trastornos de conducta alimentaria como la ortorexia

Pablo Ojeda: Están surgiendo nuevas corrientes. No nos tenemos que olvidar que los patrones de consumo, los alimentos y la vida están variando mucho en los últimos años. Por lo tanto, están saliendo nuevas enfermedades. Ahora mismo, el estrés y la ansiedad están a la orden del día. También, están surgiendo nuevas obsesiones como la ortorexia que es la obsesión por comer sano o la drunkorexia que se da sobre todo en adolescentes y dejan de comer para compensar las calorías del alcohol. Tenemos que tener mucho cuidado y estar atentos como sociedad porque eso influye en tus hábitos del día a día. Esto no deja de ser adicciones que están a la orden del día.

¿Cuál es vuestra receta favorita del libro?

Virginia Troconis: Los dos siempre coincidimos en la tarta troconis. Es el bizcocho que hacía mi abuela. No nos lo podemos comer todos los días, pero el día que te lo puedes comer lo tienes que disfrutar.

Pablo Ojeda: Aunque los dos nos cuidamos mucho somos muy dulceros y el día que comemos dulce hay que comerse el que más te gusta. Como tengo unos hábitos de vida sanos y saludables me lo puedo permitir, al menos un día.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*