Verónica Mey: “Estoy muy contenta de haber podido llevar Première a escena”

La obra llega hoy al Teatro de las Esquinas (Zaragoza).

Durante doce años Verónica Mey ha trabajado como actriz en teatro, musicales o en televisión. La hemos podido ver en Cenicienta, el musical, series como Águila Roja, El príncipe o El Ministerio del Tiempo. Ahora, tras llevar tanto tiempo delante de las cámaras, ha decidido centrarse en su carrera como guionista y directora de teatro.

Su primera obra es Première en ella cuenta la historia de Jara, una directora de cine que acaba de triunfar con el estreno de su primera película. Una noche de alegría que vivirá junto a su novio Nico, su amiga Miriam y su director de arte en ciernes, Mateo, pero que acabará enfrentándoles a una realidad que les cambiará para siempre.

Con esta obra la autora ha querido mostrar la confusión entre la vanidad y el deseo, la búsqueda de respuestas por parte de los personajes ante un vacío que no parece tener fin y la lucha por alcanzar los sueños.


Pregunta.- Première, tu ópera prima, ¿cómo te sientes?

Respuesta.- Ha sido un trabajo súper gratificante porque aunque llevaba mucho tiempo escribiendo prosa tenía muchas ganas de lanzarme a la dramaturgia teatral. Cuando se dio el momento para ello no me lo tomé a la ligera sino que me formé. Después de una vida como actriz fue un paso bastante natural. Estoy muy contenta de haber podido llevar Première a escena y que haya tenido una segunda temporada en Madrid. Ver una obra que prácticamente nace de tu corazón te llena de alegría.

P.- ¿Te dio miedo enfrentarte al público al ser tu primera obra?

R.- No, porque la escritura te permite algo que no te permite el escenario. El escenario es instantáneo cuando trabajaba como actriz tenía que salvar increíbles papeletas en escena, sin embargo, la escritura te permite escribir, revisar y volver a revisar. Me llevó un año y medio, pero lo afronté con muchísima ilusión y humildad. Luego, tuve la suerte de contar con compañeros dramaturgos que se ofrecieron a leer las versiones sucesivas que iba realizando y me acompañaron en ese proceso.

P.- ¿Cómo ha sido el proceso de dirección?

R.- Dirigir es apasionante sobre todo porque supone darle forma a lo que has creado. En mi caso al ser autora y directora de mi propia función ha sido un poder global sobre la creación y eso es maravilloso. Cuando escribes y otro dirige tienes que aceptar que ese otro también va a incluir su propia visión creativa en lo que tú has hecho, pero en este caso yo sabía cómo eran mis personajes, sabía lo que quería contar y me siento muy afortunada de llevarlo a escena tal cual lo imaginé.

P.- Háblanos un poco de Première

R.- El espectador se va a encontrar con el retrato de una mujer contemporánea. Me siento muy afortunada de que la perspectiva de género esté muy incluida, en estos momentos, en todos los ciclos escénicos. Para nosotros ha sido una gran oportunidad venir al Ciclo de Mujeres A Escena del Teatro de las Esquinas. Première aporta una visión de género, pero no hemos querido entrar en temas más dramáticos como podría ser la violencia de género. La obra intenta ser el retrato de una mujer contemporánea que lucha contra todo y contra todos para conseguir su objetivo. De modo que podemos ver a una mujer en un rol de poder. Hasta hace poco hemos tenido a mujeres que abandonaban su carrera por dedicarse a su familia o la han dejado en segundo plano. Aquí vamos a tener una protagonista que quiere desarrollar su carrera y que va a luchar por conseguir su sueño profesional aunque tenga que sacrificar muchas cosas por el camino.

P.- ¿Por qué has querido contar esta historia?

R.- Creo que es necesario hacer un retrato de la mujer de hoy sin tener que recurrir a situaciones extremas. Yo lo que quería mostrar era una historia donde se viera lo que le puede pasar, mostrar la problemática que tienen las mujeres de mi edad hoy en día y, también, quería hacer el retrato de una generación que llegamos a Madrid con muchos sueños en la mochila y como esos sueños se han ido transformando y nos hemos dado cuenta que no se iban a materializar como lo habíamos pensado.

P.- Te has inspirado en algo personal para llevarla a cabo

R.- Todas las obras tienen un post autobiográfico. Es imposible desligarte de tu bagaje cuando escribes. Es verdad que es ficción y no es mi vida lo que aparece en Première, pero es evidente que por la problemática que se refleja se ha nutrido tanto de mi propia persona como de otras personas que se han cruzado en mi camino y con las que he tenido la suerte de vivir determinados momentos de mi vida.

P.- En la obra actúan Verónica Larios, Manu Hernández, Jordi Gimeno y Raquel Meleiro. ¿Cómo ha sido el trabajo con ellos?

R.- Ha sido maravilloso, todos son actores con una sólida formación. En el reparto hay una diferencia de edad porque los personajes así lo requerían para contar lo que había que contar. A pesar de esa diferencia de edad, todos tenían una formación tan sólida y han estado tan disponibles para el trabajo que ha sido maravilloso porque no he tenido que luchar sino que todo ha sido de una forma muy natural y fluida.

P.- ¿Cómo ha sido el proceso de creación de los personajes?

R.- En el personaje de repente empiezas a ver cosas. Yo siempre cito a Alberto Conejero porque me gusta mucho como define él las obras: “Las obras empiezan a ocupar un espacio dentro de nosotros” él  llama a ese espacio el templo. Cuando una obra va cogiendo su templo dentro de ti, supera las adversidades cotidianas, supera tu propia pereza y los miles de obstáculos que se ponen enfrente antes de que te sientes a escribir y, eso se escribe es que esa obra quiere ser.

A mí lo que me pasó con Première es que quiso ser. Lo primero que tuve de la obra fue una visión de lo que quería contar y, luego, empecé a ver cosas de los personajes y fueron creciendo. Por ejemplo, lo primero que supe de Mateo es que le encantaba el whisky y, a partir de ahí, salieron un montón de cosas del personaje hasta que llegó a componerse en toda su belleza. Los personajes me han llevado muchísimo trabajo antes de escribir la trama y el desarrollo de la historia.

P.- El personaje principal de la obra es Jara, ¿qué le caracteriza?

R.- Le caracteriza su valentía porque es una mujer que no va a dejar que nada ni nadie se interponga en su objetivo. Es una persona que sabe lo que quiere y va a ir a por ello.

P.- ¿Qué nos puedes contar sobre el resto de los personajes?

R.- Première está ambientada en la primera noche de estreno de la película de Jara, que es una directora de cine, y estrena una película que tiene mucho éxito. A partir de eso, le ofrecen firmar un contrato con una cadena de televisión y llevar a cabo su siguiente película. Cuando se da esa circunstancia todas las personas que están a su alrededor cambian con respecto a ella porque ya no la ven solo como su amiga sino como un pasaporte hacia el éxito. Entonces, podemos decir que todos empiezan a entrar en un bucle para perseguir ese interés y eso pone en peligro las relaciones personales que hay entre ellos.

P.- ¿Te sientes identificada con algún personaje de la historia?

R.- Me identifico con todos porque todos tienen algo de mí. Me encanta la valentía de Jara, lo divertido que es Mateo, la candidez de Nico y el arrojo y los riesgos que Miriam corre por luchar por lo que quiere.

P.- En la obra retratas a una generación que está en busca de eternas respuestas a preguntas no formuladas

R.- Sí, porque yo creo que todos cuando alcanzamos cierta edad en nuestra vida como, por ejemplo, la veintena tenemos muchos sueños de cómo va a ser nuestra vida, hacia dónde irá mi vida profesional… Todos tenemos sueños aunque, luego empiezan a pasar los años y te das cuenta de cosas que nunca conseguirás. Hay personas que eso lo afrentan de una forma y otras de otra.

P.- Al título de la obra la acompaña ¿Hasta dónde llegarías por alcanzar tus sueños?

R.- Hay personas que en un momento determinado deciden llegar hasta un punto porque están contentas con lo que tienen y es con lo que se quieren quedar. Sin embargo, hay otras personas que tienen afán de superación y una auto exigencia muy alta entonces eso se puede enfocar de una forma constructiva o destructiva.

P.- En 2017 creaste la productora Good Plays, ¿cómo surge?

R.- Por el momento coyuntural que vivimos me di cuenta que hacía falta una compañía que hiciera nuevas dramaturgias, es decir, obras de autores que todavía están vivos, nuevas creaciones y con protagonistas femeninas y, esto es lo que define a Good Plays. Cuando la gente vea una obra de Good Plays verá una protagonista femenina porque nos parecía muy interesante que hubiera obras escénicas que mostraran a la mujer en roles que hasta ahora no se les había dado la oportunidad de que los abordaran.

P.- En la obra de Première todo el equipo técnico son mujeres

R.- Sí, hasta hace poco había áreas de la parte técnica donde era raro ver a mujeres y, por eso, en esta función nos hemos juntado un equipo femenino. La verdad que no fue una cosa premeditada. Iba buscando a gente y me di cuenta que ellas ya estaban ahí, estaban formadas, disponibles y fue algo bonito.

P.- ¿Te encuentras trabajando en algún otro proyecto?

R.- Estamos con un proyecto maravilloso que ya está en fase de ensayos y que vendrá el 7 de marzo al Teatro de las Esquinas. Hemos querido hacer una revisión de la figura de Agustina de Aragón, pero no la Agustina de hace 200 años sino que vamos a hablar de una mujer libre, que tomó sus decisiones y sobre lo que haría esa mujer libre en el siglo XXI. El acto de rebeldía o valentía de Agustina de Aragón fue disparar un cañón y se convirtió en un acto heroico por las consecuencias que tuvo después, pero si Agustina estuviera en nuestros días cuál sería el cañón que tendría que disparar, cuál sería su acto de valentía o de heroicidad y, eso es lo que queremos contar en Agustina. Es un texto muy bonito que ha escrito Fernando Sansegundo, yo estaré a cargo de la dirección y Raquel Pardos, que es una actriz maravillosa de Zaragoza, será la intérprete.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*