¡Vámonos, Bárbara!, la primera película feminista del cine español llega a FlixOlé

La presencia del séptimo arte español en festivales y premios dentro y fuera del país ha tenido un marcado acento femenino en los últimos años. A pesar de que la brecha de género continúa muy presente en una industria donde los créditos los siguen copando realizadores, son cada vez más las cineastas que contribuyen a bajar de las alturas el techo de cristal en el sector audiovisual. La plataforma FlixOlé dedica un especial a todas esas directoras, de ayer y de hoy, que con sus películas rompieron moldes y abrieron el camino a las que vinieron, y vendrán.

La colección, disponible desde hoy en FlixOlé, incluye tanto los primeros largometrajes filmados por nombres femeninos en nuestro país como obras de autoras contemporáneas. Asimismo, de entre los cerca de 90 títulos que componen dicho catálogo se encuentra el estreno en exclusiva de la considerada por la crítica como la primera película feminista del cine español: ¡Vámonos, Bárbara! (1978).

Planteada inicialmente como una adaptación de la Alicia ya no vive aquí de Martin Scorsese (1974), esta road movie dirigida por Cecilia Bartolomé presenta un viaje que tiene por destino la liberación de la mujer en la España de la Transición. Con Amparo Soler Leal en el papel protagonista de Ana, una madre cercana a los 40 que decide separarse de su marido y emprender, junto a su hija, una nueva vida sin ataduras ni convencionalismos, la película situó a Bartolomé como una de las autoras más transgresoras y reivindicativas del momento.

El cine intimista de Isabel Coixet

Además del estreno de ¡Vámonos, Bárbara!, el especial ‘Directoras’ incorpora dos nuevas películas al listado de FlixOlé: Mi vida sin mí (2003) y La vida secreta de las palabras (2005). Obras cumbre en la filmografía de Isabel Coixet, la primera recuerda lo fugaz de nuestra existencia y lo trivial que resultan ciertas rutinas cuando el tiempo se acaba. A esta conmovedora cinta le siguió La vida secreta de las palabras, donde la realizadora ahondó en las secuelas de la guerra y en el poder del amor para superarlas.

Ambos se suman a otros títulos de Coixet en la plataforma: su ópera prima Demasiado viejo para morir joven (1989), Cosas que nunca te dije (1996), A los que aman (1998) y Mi otro yo (2013).

Igualmente, la colección ‘Directoras’ presenta los trabajos de otras compañeras que, como Coixet, contribuyeron a la renovación del cine en los años 90. De dicha remesa de cineastas se encuentran los largometrajes de corte social de Icíar Bollaín: Flores de otro mundo (1999), Te doy mis ojos (2003), También la lluvia (2010), entre otras; o los relacionados con el mundo de los sentimientos de Gracia Querejeta: Una estación de paso (1992), Héctor (2004), Siete mesas de billar francés (2007)… Nombres como María Ripoll (Lluvia en los zapatos, 1998), Chus Gutiérrez (Insomnio, 1998) y Dunia Ayaso cierran el apartado de debutantes noventeras de la colección.

Desde El gato montés a Ana de día

Completan el especial otras películas realizadas por mujeres, desde el primer largometraje sonoro en cuyos créditos aparecía una directora, El gato montés (1935), de Rosario Pi, así como los firmados por Margarita Alexandre, junto a Rafael Mª Torrecilla, La ciudad perdida y La gata (1955 y 1956); hasta filmes más recientes como El alquimista impaciente (Patricia Ferreira, 2002), Marsella (Belén Macías, 2014), Los amores cobardes (Carmen Blanco, 2017), Matar a Jesús (Laura Mora, 2017) y Ana de día (Andrea Jaurrieta, 2018).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*