«Uncharted» te hará regresar al estilo clásico del cine de aventuras

La espera se ha hecho larga, pero por fin Uncharted llegaba este viernes, 11 de febrero,  a la gran pantalla. En 2008 se anunció por primera vez el paso de este videojuego al cine, cambios de guionistas y de director hicieron que no fuera posible y parecía que estaba condenada a quedarse en una simple idea.

No soy de las personas que se han pasado horas delante de la PlayStation jugando al videojuego así que tengo que decir que no me he obsesionado con buscarle los parecidos al videojuego aunque sí que los hay. Me he limitado a ver  una película de aventuras al puro estilo más clásico y, no decepciona.

Una aventura filmada como las de antes pero en un mundo más diferente en donde sigue esperándonos un botín aunque no en un lugar paradisiaco. Uncharted nos adentra en el misterio de los bajos de la ciudad de Barcelona en donde aparecen cámaras secretas, catacumbas, fuentes con trampas o iglesias con enigmas. Todo detallado para adentrarnos al  más puro misterio aventurero en la búsqueda del oro de Magallanes y su tripulación.

La energía no decae en ningún momento y te mantiene atento en cada escena con sus espectaculares set pieces, los helicópteros y los galeones. Si tuviera que poner un pero se lo pongo a las escenas de peleas físicas ya que en el montaje tienden en parte a deslucirlas sobre todo en algunos momentos del final.

Si hablamos de los personajes podemos ver un Tom Holland que se nota que se preparó a conciencia para el personaje. De entrada sí que puede que estemos viendo poco más que una variante de su Spider-Man, y está sorprendiéndonos a los espectadores.

Holland comparte muy buena química con Mark Wahlberg, quien en su momento llegó a fichar para ser Nathan Drake pero ha acabado interpretando a Sully, dejando con ganas de ver cómo evoluciona esa divertida química entre ambos en la inevitable secuela. De Antonio Banderas esperaba un poco más está convincente como Moncada, pero algo falta. Por último, Tati Gabrielle y Sophia Ali dan la talla como amenazas a diferentes niveles para el dúo protagonista.

La película es posible que se convierta en un éxito de taquilla, pero no va a ser una inolvidable dentro del cine. Aunque, no te preocupes porque te va a gustar ya que cada vez hacen falta más películas de este estilo que no te permitan despegar el culo de tu asiento ni las manos de tus palomitas. Disfrutarás como hace tiempo y, sobre todo, no te olvides de quedarte hasta las escenas post créditos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*