Pablo Zumaquero: “No les puedes dar las mismas recomendaciones a dos personas distintas”

¿Llevas años con dietas restrictivas?, ¿estás cansado de comer pollo a la plancha y lechuga para bajar las calorías? Te presentamos el libro de Pablo Zumaquero El lunes ya empiezo la dieta con el que te ayuda a comer mejor y perder peso de una manera realista y definitiva.


El lunes ya empiezo la dieta es divertido y nos ayuda a comer mejor. ¿Por qué consideras que era necesario este libro?

Este libro es necesario porque muchos libros que están escritos de nutrición son de personas que no han pasado consulta y que no se han enfrentado de cara a cara con la realidad. Yo llevo ocho años pasando consulta. He visto muchísimos casos y, al final, tengo consulta propia donde me puedo permitir coger lo que quiera y arriesgarme. Además, yo soy profesor, le doy clases a otros compañeros y la bibliografía la actualizo durante el día a día. He intentado resumir ocho años de experiencia y bibliografía en el libro.

¿Cuándo alguien llega a vuestra consulta y os dice que quiere hacer dieta o comer mejor que le decís?

Lo primero que me encanta preguntarles es ¿por qué crees que comes mal? Y ¿dónde consideras que están tus problemas? Quiero que me lo digan con sinceridad y sin andarnos con rodeos. Cada persona es un mundo y cada uno de ellos tiene factores distintos. Lo primero que les digo es que se abran en canal, que me cuenten lo que les pasa para poder ayudarles.

Como bien dices y hay que dejar claro es que lo que le sirve a una persona a la hora de comer bien no tiene porque servirle a otra

Efectivamente. Cada persona tiene factores genéticos diferentes, vidas, horarios, actividad física diferente…una puede tener un estrés enorme, sufrir una lesión, no dormir bien… no les puedes dar las mismas recomendaciones a dos personas distintas.

Aunque está empezando a cambiar el concepto de cuidarnos más en el día a día. Hay personas que creen o consideran que únicamente deben de ir al nutricionista si se encuentran fuera de forma

Es verdad que hoy en día se está cambiando un poco ese paradigma. Me encuentro gente en la consulta que aunque no tenga sobrepeso ni nada quiere empezar a cuidarse porque han entendido que una buena alimentación sí que va a afectar a una buena salud. Antes es verdad que solo se veía el problema cuando era algo estético e iniciaban el cambio.

¿La pérdida de peso puede ser consecuencia de cambiar los hábitos que tenemos en el día a día?

Efectivamente, el peso corporal depende de muchos factores. Una persona puede comer muy mal y no engordar porque genéticamente es delgada. Incluso una persona puede engordar porque no duerma, tiene mucho estrés, tiene unos horarios donde no le permiten tener una actividad física y, la alimentación puede ser muy buena en esa persona que ha engordado y muy mala en esa persona que es delgada.

La alimentación también la podemos relacionar con un problema psicológico

Sí, yo tengo muchísima gente en consulta que lo paga con la comida. Tiene una vida laboral o personal desastrosa y recurren a comida mala.

“No te lo flipes haciendo dieta” esta frase sale reflejada en tu libro

Somos unos exagerados. Lo queremos todo para antes de ayer y en una semana queremos ser la persona que más entrene del mundo, la que mejor coma y quiero ser perfecto. Lo que pasa es que nadie es perfecto y no va a tener unos cambios de un día para otro. A veces te frustras porque no estás llegando a esas aspiraciones que te has marcado y lo dejas todo.

¿Cuál dirías que son los mitos nutricionales a los que más se recurre?

Es desesperante porque yo creía que después de tantos años divulgando había mitos que teníamos ya destrozados y me he dado cuenta que no. En estos días me están preguntando mucho por el tema del alcohol, de beber una copa de vino o una cerveza. Yo pensaba que la gente había entendido que cualquier alcohol es malo y para nada. Quieren seguir haciendo algo y se quieren autoengañar. Dicen que una copa de vino es saludable, que tenemos que hacer cinco comidas diarias, beber dos litros de agua, que hacer algo de ayuno es súper perjudicial… son mitos de hace muchos años que tenemos que cambiar.

Otra de las ideas que expones en el libro es: no hay que comer por comer, aunque sean alimentos sanos

Al final, lo que estamos haciendo es cubrir otra necesidad. Es decir si yo no tengo hambre y estoy comiendo por otra cosa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*