Nathy Peluso arrasa en la última noche de Pirineos Sur

Nathy Peluso en Pirineos Sur. Foto: Delfín Sarasa

Pirineos Sur se despidió el sábado por todo lo alto con la pletórica actuación de Nathy Peluso. Con su fuerza hipnótica, energía y ritmos pegadizos, la que es considerada la reina eléctrica del hip hop latino, fue la encargada de poner el punto final a la nueva era de Pirineos Sur.

La noche arrancó con Oddliquor, que no sólo tenía el reto de subirse al escenario de Pirineos Sur, sino el de animar y calentar al público que tardó en entrar debido a la gran tormenta que caía minutos antes de la apertura de las puertas. El artista y compositor que ha trabajado con la propia Nathy Peluso, lo superó con creces con sus temas Ojalá hubiera sio + fácil o Feliz Con Poco, Aunque Quiera Más.

Después de 12 noches de música, era el turno de vivir el huracán Nathy Peluso. Con cinco minutos de margen, tiempo suficiente para ella, la argentina pisaba el anfiteatro de Lanuza saludando a los fans que se agolpaban en las vallas deseando disfrutar de su espectáculo. Y es que, el concierto que dio Nathy fue un show arrollador que comenzaba con el tema Celebré. La cantante aparecía sobre el anfiteatro con un look completamente de negro, unas gafas de sol y unos guantes deportivos. Los temas Sana Sana y Buenos aires completaban este primer bloque de canciones.

Nathy Peluso vive cada canción como si fuera la última vez que la canta en directo y lo transmite al espectador a través de sus bailes y miradas, captando toda tu atención. Puro Veneno, siguiente tema en sonar, es un ejemplo de ello. El tipo de música y las letras que Nathy ha compuesto en estos dos últimos años es distinta al de sus orígenes, pero esto es evolucionar y saber adaptarse a lo que el público demanda. Ritmo, energía, una base musical muy pegadiza, y disfrutar sobre el escenario noche tras noche.

Avanzaba la noche y la fiesta iba en aumento mientras sonaban los temas Sugga, Llámame y Ateo. El tema que ha dado la vuelta al mundo con su videoclip y colaboración con C.Tangana, sonó de una forma espectacular con la percusión y trompetas que acompañaron a Nathy toda la noche. La cantante se dirigió al público preguntándoles “¿Saben como me llaman últimamente” a lo que el público respondió al unísono: “¡Mafiosa!”.

La temperatura empezó a subir a partir de este momento y cada minuto que pasaba era más impactante que el anterior. Mafiosa, la BZRP Music Session Vol. 36, Delito, Business Woman. Canciones que, bajo mi opinión, en directo son indescriptibles. Garra, fuerza y una banda haciendo maravillas. Nathy Peluso bailando como si fuera una clase de zumba, sin parar de cantar. Hasta se permitió el lujo de saltar a la comba, hacer flexiones, sentadillas, bailar con su banda… Fue una explosión de emociones que acabó con los fans dándose un chapuzón dentro del embalse a ritmo de Emergencia. Por poner un pero a la noche, echamos de menos una pantalla en el fondo del escenario que viene siendo habitual en su gira.

Tras finalizar este bloque de temas, de los laterales del escenario aparecieron dos planchas de luces cálidas que cerraban un poco el escenario y que cobró sentido cuando empezó a sonar el tema Corashe. Nathy Peluso tiene su espectáculo mecanizado y en esta ocasión duró unos 80 minutos. Eso sí, ¡vaya 80 minutos! El colofón final de la noche, y del festival, vino con la versión del famoso tema de Camilo Sexto, Vivir así es morir de amor. Y es que, vivir así, es morir de amor.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*