Mikel Santiago: “Me gusta crear historias que ocurren en lugares pequeños”

Entre los muertos se trata de la séptima novela del autor, y además supondrá el cierre de la trilogía de Illumbe. Esta trilogía que se inició con El mentiroso y siguió con En plena noche está situada en el pueblo vasco ficticio de Illumbe, ubicado aproximadamente en la zona de Urdaibai, en la costa vasca.

Hay muertos que nunca descansan, y tal vez no deban hacerlo hasta que se les haga justicia. Nadie lo sabe mejor que Nerea Arruti, agente de la Ertzaintza en Illumbe, una mujer solitaria que arrastra también sus propios cadáveres y fantasmas del pasado.

Una historia de amor prohibida, una muerte supuestamente accidental, una mansión con vistas al Cantábrico donde todos tienen algo que ocultar y un personaje misterioso conocido como el Cuervo cuyo nombre aparece como una sombra a lo largo de la novela. Estos son los ingredientes de una investigación que se irá complicando página tras página.


¿Cómo ha sido para ti cerrar esta trilogía?

Entre los muertos es una tercera novela en Illumbe, pero es una especie de culminación de personajes y de historias que arrancaron con El mentiroso. Yo creo que se puede hablar de un grupo de tres novelas que tienen ciertas relaciones. Es cierto, que a mí me da la posibilidad de tomarme un descanso al cerrarla y escribir una novela diferente.

Se pueden leer las novelas de forma independiente

Sí, aunque sí que hay un orden de construir cosas que es el orden de publicación. Yo quería evitar la cautividad que es algo que odio mucho. Yo quería experimentar con la idea de que una serie también podía tener dos sentidos y no hace falta leerlo en un orden. No quería que el lector tuviera que leerse el principio para entender el final. En este caso las tramas son totalmente diferentes. Yo quería jugar con las conexiones subterráneas, con los cameos de los personajes, las reapariciones, los lugares…

¿Qué se va a encontrar el lector en este libro?

Es una novela donde Nerea Arruti se consolida como personaje. Es una persona considerada en su comisaria y tiene el respeto de sus compañeros. Justo todo esto pasa con la confrontación en la novela con su vida personal. Ella es una mujer solitaria, con el amor ha ido a destiempo de los cánones porque ella está en modo adolescente total a sus 37 años. Les pasa un accidente y el lector tendrá que ver qué es lo que ha sucedido con ella.

Es un thriller lleno de misterios que lleva al lector a estar súper pendiente de todo lo que pasa

Es una parte del trabajo a la que le presto mucha atención. Me aseguro que el texto tenga un nivel de exigencia y que sea pedagógico. Soy muy partidario de una teoría que me he inventado yo mismo que es la teoría de los dos caminos. Es que existe el camino del protagonista, ese camino que vemos transcurrir en la historia, pero, también, existe el camino del lector. Hay un camino que el lector recorre de apuestas, especulaciones y teorías. Se le puede invitar a participar lentamente en la novela.

Me gusta mucho la evolución que comentabas antes del personaje de Nerea. ¿Es algo que tenías pensado desde el principio o te ha ido surgiendo conforme escribías?

Mis personajes siempre son seres con fracasos sociales en el fondo. Nerea no podía ser de otra manera. Es una reflexión de la vida: sobre la madurez, el amor, la fidelidad, las cosas que se hacen tarde en la vida… esta mujer va de eso. En El mentiroso la vi como una mujer muy atractiva y magnética con una especie de fuerza. Cuando me empecé a inventar la historia de su madre, la empecé a ver como un personaje necesario y la puse de protagonista. Para mí ha sido un personaje que me ha funcionado muchísimo, pero de alguna manera nos hemos comprendido muy bien. Yo le he dejado su espacio y ella me ha dejado muy bien transformarla y creo que ha quedado bien. El mayor miedo que tenía en esta novela es que las mujeres me la tirasen a la cabeza. He tenido mucha prudencia con este personaje.

Illumbe podemos decir que es otro de los grandes protagonistas de esta historia

Sí, Illumbe es infinito. Se me ocurren muchas cosas e historias que hacer con este pueblo. Tiene muchísimas posibilidades y, por eso, lo he creado así.

¿Qué ha sido lo más bonito para ti de esta trilogía?

Es una pregunta interesante porque todo el mundo te pregunta por los problemas. Creo que Illumbe ha sido una gran invención. He acertado con una cosa y es que toda la esfera de mis novelas me llevaron a darme cuenta que me gusta crear historias que ocurren en lugares pequeños, entre personas que son amigos y familias. El hecho de crear estas familias es lo que más me ha gustado. También, la historia de compañerismo de Arruti o el sentido del amor que tiene. Esa especie de mapas humanos que me han ido saliendo de estas novelas es lo que más me ha gustado y he disfrutado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*