Luis Zueco: “Tanto Bruno como el resto de los personajes están muy trabajados”

El cirujano de almas es la última novela de Luis Zueco que nos traslada a la ciudad de Barcelona del año 1976 para contarnos la historia de un joven cirujano. Bruno Urdaneta solo tiene doce años cuando llega a la ciudad para trabajar como aprendiz de su tío Alonso, un cirujano veterano y malhumorado que pronto se dará cuenta de que su discípulo posee un don muy especial.


Sin desvelar mucho cuéntanos un poco sobre El cirujano de almas

Es una novela de finales del siglo XVIII que quiere mostrar el ambiente antes de la Guerra de la Independencia, pero, sobre todo, se centra en el mundo de la medicina. Un mundo que está empezando a cambiar aunque todavía tiene el estigma de la medicina medieval y de la clásica que se ha quedado muy desfasada. La novela nos va mostrando hasta donde hemos llegado o las enfermedades infecciosas dentro del siglo XVIII que son muy cambiante porque acaba de suceder la Revolución Francesa y afecta a todas las sociedades europeas.

Gracias a tu historia nos haces conocer más a fondo la evolución que ha sufrido la medicina

La medicina es muy amplia y he tenido que investigar mucho para mostrar esa diferencia entre los médicos y los cirujanos que, incluso ahora, es un poco difusa. En esta época los cirujanos eran gente humilde que trabajaban con las manos y con muy mala fama porque la gente se les moría a ellos. Los médicos eran más teóricos y a penas tocaban a sus pacientes.

Es muy impactante el tema de los partos en esa época

A mí me interesaba mucho el de los partos porque la mortalidad era altísima y no sabían hacer una cesárea con éxito. Hoy en día nos parece un tema increíble, quería profundizar en el y quería que fuera un tema importante en la novela.

El trabajo de investigación ha sido duro a la vez que apasionante

Sí, ha sido difícil porque si no eres médico ese mundo te parece muy complicado porque tienen un lenguaje muy técnico que no conocemos.

El protagonista de la novela y que nos adentra en este apasionante mundo es Bruno

La clave de las novelas son los personajes y ha sido complicado porque quería que tuviera muchísima fuerza, que pudiera evolucionar desde abajo y llegar a cierta importancia en aquella época. Tanto Bruno como el resto de los personajes están muy trabajados.

¿Has querido hacer un pequeño homenaje a los médicos y cirujanos de esa época que ayudaron a salvar tantas vidas?

Sí porque ser cirujano o médico en esa época con las batallas tan terribles que había significaba estar sin medios intentando salvar vidas de una manera muy arcaica. Yo quería que la gente viera lo que hemos cambiado a mejor porque lo que cuento parece que estamos en la prehistoria y fue hace 200 años.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*