Juliette Binoche dedica el Premio Donostia al silencio

Juliette Binoche ha recibido esta noche en el Kursaal el primero de los dos Premios Donostia de la 70ª edición del Festival de San Sebastián. La actriz francesa recibió el máximo galardón honorífico del certamen de manos de Isabel Coixet y tras la ceremonia, se ha proyectado Avec amour et acharnement / Both Sides of The Blade (Fuego), dirigida por Claire Denis.

En su discurso de agradecimiento, Binoche ha recordado a sus familiares, a sus amigos, allegados, colaboradores y compañeros de trabajo. También ha dado las gracias al Festival de San Sebastián por mostrar películas de cineastas que le encantan y que ama. “Me siento aquí como en casa, siento ese calor y es un honor estar aquí”, ha señalado visiblemente emocionada.

“También quisiera dar las gracias a un compañero de camino fiel: el silencio. El silencio es una presencia. Antes de una toma, antes de interpretar, el silencio es la fuerza, esa fuerza de donde yo saco las emociones, las sensaciones, y aparece sin voluntad alguna. Pero sin el silencio, no hay palabras. Sin el silencio no hay espíritu, y cuando ese silencio es compartido con una realizadora o realizador, con una actriz o actor, con el equipo de una película, entonces se teje un hilo de oro y eso se convierte después en una película. Y ahí, todo el sentido de mis sueños de querer ser actriz se encarna en una obra viva”, ha afirmado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*