Eva G. Sáenz: “Los viajes de documentación para mí son la parte más hedonista de mi oficio”

La autora regresa a nuestras vidas con El libro negro de las horas es una carrera contrarreloj entre Vitoria y Madrid de los bibliófilos. El exinspector Unai López de Ayala, o más conocido como Kraken, recibirá una llamada anónima que cambiará lo que cree saber de su pasado familiar. Tiene una semana para encontrar el legendario Libro Negro de las Horas, una joya bibliográfica exclusiva, si no, su madre, quien descansa en el cementerio desde hace décadas, morirá.


Después de haber ganado el Premio Planeta con “Aquitania” me gustaría que nos contaras, ¿cómo nace este libro?

Cuando me estaba documentando con la novela “Aquitania” realicé un curso de elaboración de pigmentos naturales para manuscritos iluminados, tal y como se fabricaban en el Medievo. A partir de ahí comencé a investigar acerca de Libros de Horas, después de incunables y llegué a la bibliofilia. Cuanto más sabía del coleccionismo de libros antiguos, más claro tenía que el tema daba para la trama de un thriller.

¿Por qué decidiste ambientarla en el mundo del coleccionismo de libros antiguos?

Porque ante todo soy lectora y bibliófila, y le debía un homenaje a el mundo de los libros porque ha sido mi ancla y mi refugio desde la infancia hasta el presente. Las escritoras y los escritores del pasado han sido mis mentores y mis maestros de vida. Se lo debía.

En esta ocasión vemos a un Kraken más humano, conocemos su infancia…

Unai había crecido dando por supuestas algunos pilares básicos de su pasado, como que era huérfano de padre y madre. Ahora se debate entre creer a su abuelo y al sentido común y aceptar los indicios y las pruebas que le indican que su madre puede estar viva y ser la mejor falsificadora de libros antiguos de la Historia.

Desde el minuto uno la novela promete ser adictiva porque tenemos secuestros, muertes, falsificaciones… No esperaba que el mundo de los libros antiguos diera tanto de sí

Siempre que existe un ejemplar que vale millones se desata alrededor la tentación de cruzar la línea roja y delinquir.

Háblanos un poquito de esos escenarios porque esta vez no se desarrolla únicamente en Vitoria también nos trasladas a Madrid

Ha sido una delicia, Madrid es mi tercer hogar, después de Vitoria y Alicante, y viajo muy a menudo. Los viajes de documentación para mí son la parte más hedonista de mi oficio: hablo con expertos, visito lugares que muchas veces no están accesibles al gran público, y si tiene que ver con libros antiguos, suelo salir levitando.

La bibliofilia es uno de los temas principales dentro de la novela, pero no podemos olvidarnos de las relaciones entre padres e hijos y en este caso entre Kraken y su madre

Creo que el éxito que está teniendo “El libro negro de las horas”, que lleva siendo número uno desde que se publicó en febrero, es debido precisamente a este elemento tan humano como es la búsqueda desesperada de las raíces.

El hacer una novela de estas características ha tenido que ser muy laborioso y te habrá llevado un gran proceso de investigación, ¿cómo ha sido?

El coleccionismo de libros antiguos transcurre paralelo al de las librerías de libros actuales, pero es muy diferente, se parece más al negocio de las antigüedades. Lo que me ha sorprendido mucho es que los coleccionistas suelen ser temáticos: gastronomía, libros de Aguilar, caza, heráldica, alta época, etc…

¿El libro negro de las horas es un homenaje al libro?

Definitivamente, sí.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*