Elísabet Benavent: “Cualquier historia de amor puede ser contada solamente con canciones”

Elísabet Benavent regresa con dos nuevas historias "Fuimos canciones" y "Seremos recuerdos". Foto: M. Tobajas

Elísabet Benavent, también conocida en redes sociales por su alter ego Betacoqueta, se ha convertido en una de las grandes autoras de los últimos años gracias a sus sagas.

En 2013 comenzó a publicar sus libros, su primera novela fue En los zapatos de Valeria a la que le siguieron los diferentes títulos de la saga Valeria. Valeria en el espejo, Valeria en blanco y negro y Valeria al desnudo. Desde esas primeras publicaciones hemos podido seguir disfrutando de sus historias a través de El diario de Lola, Persiguiendo a Silvia, Encontrando a Silvia, la trilogía “Mi Elección” con: Alguien que no soy, Alguien como tú y Alguien como yo. El “Horizonte Martina” compuesto por Martina en tierra firme y Martina con vistas al marMi isla en el que solo hubo una entrega. La mafia de ser Sofía, La magia de ser nosotros y Este cuaderno es para mí.

Este abril publicó el primer libro de su siguiente saga Fuimos canciones. En donde cuenta la historia de Macarena. Una chica que trabaja para una influencer de moda, que cuenta con dos grandes amigas Jimena y Adriana y que tendrá que hacer frente a una persona de su pasado: Leo. Además, a partir de hoy todos los seguidores de esta saga podrán disfrutar ya de la segunda parte Seremos recuerdos en donde se conocerá el desenlace de Macarena y sus amigas.

Para que nos hable un poco más de Fuimos canciones y de su protagonista hemos entrevistado a la autora de estos libros: Elísabet Benavent.


Pregunta.- Llevas ya muchos años inmersa en el mundo de la literatura y has publicado 17 libros, ¿cuándo te diste cuenta que te querías dedicar a escribir?

R.- Es una cosa que ha venido conmigo desde que era jovencita. Yo escribo desde prácticamente siempre, pero siempre pensaba que era como un hobby porque nunca vas a pensar que esto va a salir bien. Es una cosa muy difícil y durante muchos años pensé que era imposible y creo que hasta que no dejé el trabajo en la oficina y ya me dediqué a esto por entero no pensé que fuera real todavía, a día de hoy me cuesta creerlo.

P.- Vuelves con Fuimos canciones, ¿qué te ha inspirado para escribir este libro?

R.- Viene un poco por las conversaciones que tienes con tus amigas que siempre están rondando los fantasmas del pasado, siempre tenemos un ex novio que marcó mucho nuestra vida y tenía muchas ganas de hablar de eso, de la forma en la que las relaciones del pasado nos marcan y quería rescatar esos amores adolescentes que se viven con tanta intensidad y que muchas veces no es que estén mal es que se viven con la intensidad y la inmadurez de la adolescencia. Además, el tema de las canciones me resultaba curioso. Yo siempre defiendo que cualquier historia de amor puede ser contada solamente con canciones y quería jugar un poco con eso.

P.- Fuimos canciones habla sobre Macarena que trabaja como asistente de una influencer, ¿consideras que todo por lo que pasa la protagonista de la historia con su jefa es así en la realidad?

R.- No, es una cara que muestra, lo que te podría pasar en cualquier trabajo. Es un perfil de persona que como dice ella misma en el libro que “no tiene nada que ver con su profesión” sino con la persona que es Pipa que en este caso es la jefa. Luego está el personaje de Raquel que se dedica a lo mismo y es completamente diferente. Creo que hay mucho tópico dentro del tema de las influencer, de las redes sociales, los blogger y que hay de todo como en todos los trabajos. Pero, no quiero que se quede la idea de que las influencer sean así porque tengo muchas amigas que se dedican a esto y el tema de editar videos a diario, de mantener las redes sociales y todas las otras cosas que hacen tienen toda mi admiración.

P.- ¿Qué destacarías del personaje de Macarena?

R.- A mí me hace mucha gracia como se dice a si misma que es pequeñita cuando en realidad no lo es tanto, pero tiene miedo a enfrentarse a ciertas cosas que tendría que enfrentarse si admitiera a sí misma que no lo es. También me gusta la forma en la que se abre, no a su ambición profesional, sino a lo que le va a reconfortar tener un puesto de trabajo que le motive como se verá en el segundo libro. Otra de las cosas que me gusta es la relación que tiene con sus amigas porque se enfada cuando no le bailan el agua y es una cosa que nos pasa a todas realmente. Me veo muy reflejada en esa relación entre las tres amigas porque creo que en nuestros grupos siempre ejercemos uno u otro papel, pero estamos ahí siempre bailando.

P.- ¿Qué diferencias podemos encontrar entre Macarena y otras protagonistas de tus libros?

R.- Macarena está muy anclada en el pasado, en lo que pudo ser y no fue y ha construido su vida en torno a eso. Todas las demás empiezan las novelas con un punto de partida y de ahí crecen o cambian su vida. En este caso para ellas es como un viaje hacia atrás.

P.- ¿Crees que los lectores se pueden sentir identificados con el personaje de Macarena o con cualquier otro del libro?

R.- Yo creo que sí, que todas hemos sido Macarena en algún momento de nuestras vidas. Hemos tenido un novio con el que no ha salido bien aunque nos queramos mucho, estamos anclados al pasado o tenemos recuerdos que idealizamos. También, se pueden identificar con Jimena con esa manera tan romántica que tiene de ver la vida o con Adriana y esas dudas de como poder ser feliz siendo ella misma y con todos los prejuicios que tiene sobre ella. Creo que es una cosa que tenemos alrededor y al final, estos libros nos están hablando de vida cotidiana lo que pasa que lo mezclan con otras cosas, pero habla mucho de nuestro alrededor.

P.- El amor es otra de las cuestiones claves en el libro. Cada una de las protagonistas lo vive de una manera diferente

R.- Todo viene un poco de cuando nace la idea de la historia enseguida traes a los personajes que tienen que interactuar con ella. Son los propios personajes los que imponen un poco el ritmo y la naturaleza de sus relaciones. Llega un momento que pasas tanto tiempo conociendo a los personajes que ya se hace de manera natural.

El personaje de Adriana exigía que tuviera esa relación con alguien con el que nadie pueda decir que hay algo malo porque es un poco como don perfecto. Llevan cinco años de matrimonio, bien avenido y muy atento con su mujer, pero hay una falta en su vida que es que no le llena y está vacía. En el caso de Jimena que nunca acaba de encontrar al amor perfecto porque en realidad no existe y ella se resiste al amor entonces, siempre le encuentra un pero. Y Macarena que está enamorada de su pasado, de lo que pudo ser. Cuando crece el personaje te va pidiendo la historia y la misma trama también te lo va pidiendo.

P.- Los títulos de los capítulos son canciones de diferentes épocas, ¿por qué decides estos títulos?

R.- Quería contar la historia de las tres amigas y la de Leo a través de las canciones. No tiene porque ser letras que me recuerden a la historia, no tienen que apelar directamente, pero hay veces que las canciones dejan como una sensación y me acojo a esa sensación que me dejan al escucharlas y que muchas veces me acompañaron en el proceso de escritura.

P.- ¿Cuánto hay de ti en el personaje?

R.- En Macarena no hay mucho. Lo que compartimos son orígenes porque somos del mismo barrio en Valencia, nos llevó lo mismo a Madrid y, además ella tuvo una ruptura que es la que propicia el viaje y en mi caso es al revés es el proyecto con mi pareja lo que me lleva a salir fuera. A partir de ahí somos personas diferentes. Ella es mucho más valiente que yo en muchas cosas aunque se dice a ella misma que es pequeñita, pero hay muchas veces que el personaje de Macarena y yo hemos discutido mucho y no nos hemos puesto de acuerdo, pero tienes que dejar que el timón lo tomen ellos porque al final son los personajes de la historia.

P.-  En mayo sacas la segunda parte del libro Seremos recuerdos, ¿qué te lleva a sacarlos tan seguidos?

R.- Siempre los sacamos como máximo con un mes de diferencia porque yo como lectora si me engancho a un libro no aguanto esperar un año, lo llevaría fatal. Me gusta tener este guiño con la lectora. Los escribo de tirón, se producen como uno mismo y prácticamente no descanso entre uno y otro. No le veo sentido a tener que esperar, si el proyecto está hecho hay que lanzarlo, hay que dejar que viva y que respire. De esta forma es más divertido.

P.- ¿Puedes adelantar algo del libro?

R.- No quiero hacer mucho spoiler, pero creo que en esta segunda parte vemos el desenlace. Ellas están buscando la manera de ser ellas mismas y ser felices e intentar que eso encaje en su lista de prioridades porque en realidad ser feliz es una cosa muy compleja e implica muchas cosas. Ellas están haciendo el encaje de bolillos. Tendrán problemas entre ellas, van a encontrarse con verdades a la cara, van a intentar seguir, pero las cosas por solucionar siempre nos acaban persiguiendo.

P.- Naciste en las redes sociales publicando la historia de Valeria en Amazon, ¿cómo ha sido ver crecer tu familia Coqueta?

R.- Ha sido increíble. Cuando publiqué En los zapatos de Valeria yo tenía 500 seguidores en Twitter y ahora seremos como unos 30.000 y creo que ni siquiera tenía seguidores en Instagram y, ahora estamos a punto de alcanzar los 100.000. A veces cuesta mucho creerlo. Durante la rutina tampoco miras demasiado ese número porque no te puedes centrar solo en eso, pero cuando te paras a pensar que son 100.000 personas las que están ahí detrás, que te están viendo y leyéndote da vértigo, responsabilidad e ilusión es una mezcla de todo. Me da vértigo porque te preguntas cómo ha pasado esto tan rápido y cómo ha ido tan bien, responsabilidad porque no quieres decepcionar a las personas que están confiando en mi trabajo, que esperan pasarlo bien y mucha alegría e ilusión porque es  ver crecer una familia.

P.- Podemos asegurar que las redes te han influido y ayudado mucho

R.- Muchísimo sin las redes sociales no hubiera pasado nada de lo que ha pasado porque han ido siempre en paralelo de lo que hemos hecho.

P.- Es posible que haya personas que todavía no conozcan tus libros, ¿qué les dirías para introducirlos en este mundo?

R.- Les diría que les dieran una oportunidad. Son libros para entretener y creo que si les robo una carcajada yo ya me doy por cumplida. Sobre todo que les den una oportunidad porque parece que el entretenimiento está como mal visto ahora y no pasa nada hay que entretenerse, salir de la rutina y olvidarse de todo. Ese es mi máximo objetivo.

P.- ¿Qué proyectos de futuro tienes?

R.- Estoy trabajando ya en el proyecto de 2019 del primer trimestre y, por ahora con la cabeza muy puesta en la gira que nos queda un mes y medio por delante y las giras son duras porque es mucho desgaste al dormir fuera de casa, pero tengo la cabeza muy puesta en disfrutar de esta gira porque al final es el vis a vis con el lector y aprendes un montón.

P.- ¿Qué libro recomendarías a los lectores?

R.- El camino de Miguel Delibes me marcó y, también La historia interminable de Michael Ende.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*