De una magnifica Natalia Lacunza a la rave de Zahara en la segunda noche de El Bosque Sonoro

Zahara en el Bosque Sonoro. Foto: Delfín Sarasa

La segunda noche en El Bosque Sonoro ha llegado cargada de emoción y mucha fiesta. Por la mañana, la ubicación de la cascada fue la elegida para dar comienzo a un nuevo día cargado de música. Tras llegar al bosque de Mozota y con un poquito menos de calor, a las 20:00h se subía al escenario Colectivo Da Silva para hacernos vibrar con sus canciones y su buen rollo encima del escenario.

Poco a poco el recinto se fue llenando para dar paso a la segunda artista de la tarde. Natalia Lacunza que venía a presentar su último trabajo Tiene que ser para mí. Acompañada de su banda no dejó de tocar sus nuevos temas y, sobre todo, no paró de hacer cantar y sorprender al público. La cantante se mostró muy agradecida en todo momento por poder estar en un festival de estar características.

Tras ella llegó el turno de uno de los artistas más esperados de la noche Sen Senra. Dejó al público sin voz coreando sus canciones y deslumbrando con directo cargado de luces. Una pausa para cambiar el escenario, con un Bosque sonoro repleto de gente y con muchas ganas salía al escenario la cantante Zahara. Aclamada por el público empezó a deslumbrarnos con una Rave. Nadie se esperaba este directo, pero la expectación era máxima.

No faltaron sus temas Merichane, Berlín U5, Taylor o su fantástica canción Hoy la bestia cena en casa que puso al público a bailar sin parar. El color rojo se apoderaba del escenario y tanto ella como sus bailarinas no pararon de moverse ni un solo segundo. La magia que desprendió sobre el escenario fue brutal. Una auténtica pasada y por supuesto va a ser una rave que nunca olvidaremos.

La noche terminaba al ritmo de Face Down Ass Up poniendo el broche final a un sábado carga de emociones y buena música.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*