Carlos Cuarón nos habla de los conflictos internos en “Amalgama”

Los doctores Hugo (Miguel Rodarte) y Saúl (Tony Dalton) son dos amigos que se encuentran en un congreso anual de dentistas que se lleva a cabo en un lugar paradisíaco, durante su estancia conocen a los doctores Elena, una endodoncista de impactante belleza, y a Chema, su cálido amigo.

Con la intención de conquistas a la mujer, Saúl propone una salida a una isla deshabitada a la que terminan sumándose el resto de individuos, pero desafortunados sucesos harán que errores del pasado de todos resurjan tornando lo que pretendía ser un día de descanso en escenarios de caos.

La enajenación tecnológica, el aislamiento, el machismo, la infidelidad, la violencia de parejas y las frustraciones individuales, toman un espacio particular en la película mientras se mezcla la comedia a partir de la intensidad y del absurdo de los problemas humanos, todo musicalizado por cantos corales.


Otro de los temas que se tratan es la homosexualidad, viene siendo, a veces, disfrazada en el ámbito laboral por ser motivo de rechazo y humillación. Incluso verse en la obligación de representar un papel de seductor, de ganador del trofeo que representa una mujer atractiva.

La actriz y modelo peruana Stephanie Cayo, luce su palmito en un paradisíaco escenario de mar color turquesa y playas de arena blanca. Su personaje de la atractiva Dra. Elena Durán podía haber sido más complejo. Se supone que una mujer culta y racional no se deja llevar por la histeria. Stephanie, sin duda estaría a la altura para realizar otros papeles más interesantes.

Manolo Cardona, actor colombiano, interpreta su papel de manera bastante creíble al lograr hablar con acento mexicano. Sin embargo, está carente de dramatismo a medida que va surgiendo su secreto bien guardado. Aunque, en realidad, es el personaje del Dr. José María el que no da más de sí.

Por su parte, Miguel Rodarte, famoso actor allá en México, interpreta al Dr. Hugo Vera. El único hombre soltero del grupo, completamente comprometido con su carrera de investigador. Al igual que el resto de los personajes, podría haber tenido diálogos más relevantes.

Tony Dalton que da vida al cuarto dentista, el Dr. Saúl Bravo. Su personaje es quien convence al resto para viajar en lancha a la isla de un amigo político. Ninguno se imagina la catarsis que significará para todos ellos. Sus traiciones y secretos saldrán a la luz para limpiarse y comenzar de nuevo.

Idílico paisaje del Caribe donde se desarrolla una historia floja, con diálogos superficiales, aunque bien interpretada por sus protagonistas. Creo que esta vez el director no ha acertado en el argumento de la película.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*