La Pegatina convierte la Plaza del Pilar en una gran fiesta

La Pegatina llenó la Plaza del Pilar en Zaragoza. Foto: Delfín Sarasa

Todavía sigo sin palabras para describir la que se lió el sábado en la Plaza del Pilar con La Pegatina. Tras la lectura del pregón y los fuegos artificiales dio comienzo el concierto de la mano de Europa FM. Había muchas ganas tanto por parte de ellos como por las casi 42.000 personas que se agrupaban para verlos.  

Con un “Buenas noches Zaragoza, aquí La Pegatina y esto es una fiesta” se dirigía Adrià al público a lo que le seguía un montón de confeti. Este comienzo levantó a todos los presentes que se encontraban con muchas ganas de pasarlo bien. Entre las primeras canciones no dejaron de sonar Mama, Y volar o Down for Love canción incluida en su último disco HOP.

Los visuales y la escenografía que llevan durante esa gira son espectaculares y le dan un plus al concierto. Por ejemplo, en la canción En la ciudad de los gatos negros podemos ver a Rubén en una farola. Son ya muchos discos a sus espaldas así que para poder cantar algunas de las canciones más antiguas como Tomasin o Lerei se reúnen alrededor de una mesa para hacernos disfrutar con sus rumbas.

Entre su repertorio no faltaron canciones de su último disco como Nothing but a Lie o Corea del sur que ya se han unido a otras que no pueden faltar en sus directos como Y se fue, Heridas de guerra, ¿Cómo explicarte?, Olivia o Alosque. En la noche del sábado estuvieron acompañados de un invitado de lujo Francisco Charco del grupo El Charco La Plata que se animó a cantar con ellos Yo quiero bailar.

Con la canción Gat Rumberu se vivió un momento único e incluso podríamos decir que histórico en Zaragoza cuando piden que todos nos agachemos y volvamos a subir al ritmo de la música. Desde abajo puedo decir que fue algo asombroso ver a las personas esperando el momento perfecto de levantarse. Creo que desde arriba tuvo que ser todavía más impresionante ver toda la Plaza del Pilar así.

Todos los de la banda tocan y cantan de lujo. Es impresionante poder escucharlos ya que cada uno tiene su propio momento dentro del show. Pero, tengo que decir que los solos de guitarra de Miki me parecen de otro planeta, son brutales.

¿Qué más no podía faltar en una noche inolvidable? Pelotas gigantes recorriendo la plaza, nuestra amada y deseada por todos Mari Carmen, con invasión incluida en el escenario de una parte del público, Lloverá y yo veré para acabar saltando por todo lo alto y mucho más confeti.

Una vez más La Pegatina me sigue haciendo disfrutar como el primer día que los vi. Ellos saben como acercarse a su público, saben unirlos a su fiesta, saben dejarles sin voz, sin fuerzas para saltar y saben animarlos. Son pura magia y fuego encima del escenario. Tanto si es la primera vez o la décima que los ves tengo claro que vas a repetir una vez más.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*