Ayanta Barilli: “Es un libro que transmite un estado de ánimo muy cambiante”

Ayanta Barilli ha presentado su nueva novela a la que ha llamado ‘Una mujer y dos gatos’, un libro escrito durante el confinamiento en el que ha ido plasmando sus vivencias más personales de esa etapa. El humor, la ironía y la verdad están presentes a lo largo de sus páginas y la escritora ha profundizado en la entrevista un poco más sobre lo contado en su novela.


Una mujer y dos gatos es una obra muy personal, es una autobiografía, ¿cómo nace?

Es una novela que empecé durante los primeros días del confinamiento y fue algo totalmente inesperado porque yo estaba empezando a escribir otra novela. Por mi situación personal y por todo lo que estaba ocurriendo alrededor me empujó a escribir esta historia.

Una novela cargada de emoción, humor…

Es un libro que transmite un estado de ánimo muy cambiante que era el que tenía yo. Cuando empecé a escribirlo me encontraba en un momento de crisis personal, me acababa de separar, mis hijos se habían ido de casa, había comenzado el confinamiento que era una situación totalmente inesperada y empecé a escribirlo con las ganas de atrapar al lector con todas las emociones que me pasaban.

Podemos decir que la rebeldía también es un poco el hilo conductor de este libro

Sí, realmente me di cuenta que nunca acabamos de conocernos a nosotros mismos y con todo lo que estaba pasando dentro de mí estaba surgiendo una personalidad que no conocía.

“Me he convertido en una delincuente. Todo lo que pienso y deseo es ilegal”, dice en su novela

Es el capítulo más breve que he escrito en toda mi vida porque es solo esa frase. Describe quién era yo en ese momento y cuál era mi estado de ánimo. Además, creo que es un estado que muchos pueden compartir conmigo.

¿Te ha costado mucho transmitir esa privacidad de anécdotas y hechos que cuentas a los lectores?

No siento ningún reparo, vergüenza o timidez al retratarme a mí misma de un modo tan honesto y sincero como en este libro. Al contrario, para mí es una liberación y me da mucho gusto porque necesito compartir con el prójimo lo que soy y, encontrar unos puntos de conexión que somos todos y que creamos en esta sociedad. Desde el punto de vista literario lo que más me ha costado como escritora es que quería exactamente retratar el silencio. Escribir sobre el silencio es muy difícil porque en el momento que pones una palabra o la dices ya estás rompiendo ese silencio. Quería encontrar un estilo absolutamente desnudo y despojado de todo lo que fuera superfluo. He hecho un trabajo donde he quitado los adjetivos, las comas, las frases largas para mostrar esa sensación de silencio y soledad, para bien y para mal, que creo que hemos tenido todos durante estos meses.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*