Arte y música vuelven a ser protagonistas en el Festival de las Artes de Ayerbe

Mucha música y todavía más arte son los dos ingredientes que aguardan a los asistentes de Brizna, el Festival de las Artes de Ayerbe, cuya segunda edición se celebrará del 5 al 7 de agosto de esta localidad oscense. El concepto evoluciona y añadirá un día más de conciertos, además de una mayor apuesta por las artes más allá de la música. El cartel completo se ha dado a conocer este martes en una rueda de prensa: Kiko Veneno, Delaporte, TéCanela y Ladilla Rusa se suman a otros artistas ya confirmados anteriormente, Alizzz y Carolina Durante.

Los organizadores han anunciado que el día 7 de agosto también habrá programación, lo que significa que el festival se prolongará durante tres jornadas. Y es que, este año, Brizna apuesta por las artes como principal factor diferencial, prestando especial atención a las disciplinas plásticas, visuales y escénicas, sin dejar de lado las corrientes musicales más actuales. Durante esta segunda edición del festival, se podrá vivir una experiencia más completa y vinculada a las emociones, con elementos como un fotomatón ilustrado, una feria y una galería de arte, un espacio de libre creación, una zona gastronómica con foodtrucks, entre otras actividades. “Queremos generar programación durante todo el día desde la mañana hasta la noche para ofrecer una experiencia completa al visitante, poniendo en valor el territorio”, cuenta Alfredo Martínez, portavoz de Asociación Brizna.

En cuanto a la distribución de la programación musical, el viernes 5 de agosto arrancará con Carolina Durante, banda madrileña que acaba de lanzar su segundo disco, ‘Cuatro chavales’; y el dúo italo-español de música electrónica, Delaporte. El sábado 6 de agosto se subirán al escenario Alizzz, el productor de pop español más importante e influyente del último lustro; y Ladilla Rusa, con su sello personal de electropop. El domingo 7 de agosto llegará otro de los platos fuertes del evento: el máximo exponente de la rumba en nuestro país, Kiko Veneno. Ese mismo día, Jano Fernández y Ariadna Rubio, más conocidos como TéCanela, deleitarán al público con su mestizaje de estilos.

El festival volverá a repetir fórmula y espacio, con acceso gratuito a la zona de programación artística y foodtrucks y luego, el Cubo de Rustik -un recinto amurallado con alpacas de paja-, como escenario de los conciertos principales. El espíritu sigue siendo una nueva reivindicación del mundo rural; una oportunidad de contribuir a la visibilización del territorio y potenciarlo a través de la cultura, involucrando a actores locales y fomentando la participación de las personas. Todo ello enmarcado en un enclave privilegiado: a 28 kilómetros de la capital oscense, pero en la turística Comarca de la Hoya, en pleno Prepirineo aragonés, con la falda del monte de San Miguel como fondo y con los imponentes Mallos de Riglos y el Castillo de Loarre como principales atractivos de la zona a menos de 15 minutos cada uno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*