Andrea Izquierdo: “Tenía ganas de hacer un personaje como Anna”

Andrea Izquierdo nos presenta la segunda parte de la trilogía La chica del zodíaco. En esta nueva aventura, la protagonista se tendrá que enfrentar a los chicos acuario, piscis, aries y tauro. Pero, Anna ya no es la misma por los diferentes acontecimientos familiares que han dado un giro vertiginoso a su vida. ¿Logrará terminar el experimento o habrá una persona que le ponga su corazón patas arriba?


¿Cómo ha sido escribir esta segunda parte?

Como autora hay muchos nervios siempre que hay una segunda parte porque es muy complicada de escribir. Para mí es mucho más difícil escribir esta segunda parte que la primera o la tercera. En la primera presentas a los personajes, los lugares y las tramas y, la tercera es cerrar lo que has ido abriendo. La segunda tienes que conseguir el equilibro entre abrir tramas nuevas y mantener al lector entretenido para que compre el siguiente libro.

Los lectores están deseando ya leer esa tercera parte y más si todavía no ha salido su signo del zodiaco

Sí, hay mucha gente que me pregunta y me doy cuenta que tienen muchas ganas de ver como he representado su signo. A veces tengo un poco de miedo porque alguien se pueda enfadar por como he representado a su signo.


A lo largo de esta segunda novela vemos a una Anna más cambiada

Sí, en esta segunda parte quería que se notara la evolución de la protagonista. En el primero libro todo empieza como un experimento y algo de risas. En este libro, la protagonista se va a dar cuenta que se está perdiendo a ella misma y a su esencia. He querido tratar el tema de reencontrarse con una misma, encontrar tu camino y saber el motivo por el cual haces tus cosas. Quería reconectar con el amor propio. Al final, ella está quedando con un chico diferente al mes y hay que intentar que no se olvide de sí misma.

Creo que has acertado mucho con el tema de encontrarse con una misma por la importancia que tiene ya que muchas veces nos podemos encontrar perdidas

Totalmente y, sobre todo, por amor. A veces no nos damos cuenta hasta que terminamos una relación o nos lo dice alguien desde fuera. Nos puede estar consumiendo porque no es una pareja que nos corresponda, es una persona tóxica o nos estamos convirtiendo nosotras mismas en personas tóxicas por estar con esa persona. A veces no te das cuenta que pasa el tiempo y cuando miras atrás te das cuenta que has estado consumida y que has dejado de lado tu trabajo, tu familia, tus amigos y a ti.

Anna va a estar calmada, pero le van a seguir pasando bastantes cosas

Yo tenía ganas de hacer un personaje como Anna que ha tenido muchas restricciones familiares y con su educación, pero, de repente, le pasa todo lo contrario. Al principio sí que está más alocada, pero aquí la vamos a ver madurar un poco más.

Nos trasladas a cuatro nuevos chicos: acuario, piscis, aries y tauro. ¿Qué nos vamos a encontrar?

Son todos muy diferentes. Desde que empecé a escribir las novelas tuve claro que cada signo de los chicos tenía que ser lo más parecido posible a ese cliché que tenemos de cada uno de los signos. Lo que hice fue documentarme de como son los chicos de esos signos e intentar plasmar esa personalidad en los personajes que ella se va encontrando. Por ejemplo, el chico acuario, que yo también lo soy, ha sido “el más fácil” y me he dado cuenta que es independiente, receloso de su intimidad, una persona que ama la humanidad, pero no le gusta la gente. Piscis es más soñador e infantil. Aries es alocado como ella y Tauro es el mejor amigo.

Anna está experimentando con los chicos del zodiaco, pero hay alguien que le pone el corazón a mil por hora

Sí, siempre hay alguien por ahí. Anna viene de dejar a su pareja plantada en el altar el día de la boda y es consciente que ella no está para una relación serie en estos momentos. Por eso, prefiere experimentar y dejarse llevar porque nunca ha podido hacerlo en su pasado. Es verdad que entre signo y signo hay una persona que le va hablando y escribiendo, pero tendremos que esperar si se queda con alguno de los signos o no.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*