Almudena Martín: “La música ha movido a muchísimos físicos en su vida”

Almudena Martín en su libro La lira desafinada de Pitágoras nos da las claves del motivo por el cual de todas las artes que existen en nuestro mundo, la música ha sido la que más ha influido en científicos. A través de sus páginas conoceremos las fascinantes obsesiones de genios como Pitágoras, Newton, Kepler o Galileo.


¿Cómo nace este libro?

Este libro nace de una colaboración con Miguel Ángel Delgado. Yo le conté que tenía una idea de una historia que no había visto contada. Era sobre cuánto había influido la música en la escena de la física que es algo que no se conoce mucho. Entonces, Miguel Ángel que es un gran escritor y ha sido el editor de este libro me animó a ello.

También, nace de una larga pregunta y de una cosa que me ha perseguido durante todos mis estudios que es ver como la física y las matemáticas están llenas de gente que dice que bonitas son. Aunque, muchas veces en esa expresión hay una tradición que es su mezcla con la música y las artes que es muy poco conocida.

Demuestras como la música y las matemáticas son un binomio perfecto

Sí, yo encuentro que tiene muchos mecanismos de pensamiento que se parecen e influencias estéticas que las unen.

¿Consideras que la música ayuda a entender el mundo?

Yo creo que conocer esta tradición o vínculo sí que nos da mucha satisfacción. Creo que la música puede ser un punto de partida que a todos nos apasiona y nos mueve mucho. Es una especie de hilo del que podemos tirar para aprender más y más cosas. La música ha movido a muchísimos físicos en su vida y les ha involucrado más en sus investigaciones. Lo cuento en el libro, pero yo misma terminé estudiando física por una inquietud con la música. En el conservatorio yo descubrí la asignatura de acústica y me preguntaba cómo es posible que la música nos conmoviera tanto, me lie y acabé estudiando física.

Al principio la física y la música parecen contradictorias, pero están unidas

Sí, la música no se va a poder explicar completamente, es un fenómeno humano, pero es cierto que en el sustrato, en esa base, hay un fenómeno físico. Muchas veces la forma de ese fenómeno que son las ondas de sonido ha condicionado, en gran medida, como es el lenguaje que se construye sobre ellas. Por ejemplo, no hacemos música con ultrasonidos, infrasonidos o cosas que no podamos percibir. Hacemos música con sonidos. Esos sonidos tienen una manera de comportarse y combinarse entre sí que ha marcado o condicionado a la forma que tiene. Algo parecido ocurre con la física del sonido y la música. Como los sonidos se comportan de cierta manera, la música que nosotros hemos compuesto con ellos también adquiere ciertas formas y condiciones.

El libro contiene humor e historias que pueden llamar mucho la atención de los lectores como la de Michael Jackson o las momias

Es un tema que ciertamente que tiene calado y es profundo como la estética de la física. Sin embargo, el público que puede acceder a este libro es muy amplio porque se lo pueden pasar bien y descubrir cosas. Muchas veces la mejor forma de hacer esto es acercándolo a temas comunes. La música está en todo y, a partir de esa semilla es posible encontrar mucha física y belleza.

¿Por qué el lector debería de leer este libro?

Yo diría que se va encontrar con cosas e historias que no son muy conocidas y le van a despertar la curiosidad. Es un libro ameno y divertido. A mí personalmente me parece que es un libro muy bonito, aunque esté mal que yo lo diga.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*