El Wanda Metropolitano tiembla al ritmo de Rayden

Rayden en Las Noches Rio Babel. Foto: María Tobajas

A pocos meses de subirse en el escenario del Wizink Center con todo vendido, Rayden llegaba a las Noches Rio Babel porque como bien él mismo ha dicho “no podemos esperar hasta noviembre para tocar en Madrid”. Aunque, la noche del sábado y la de noviembre no van a ser las únicas ya que en septiembre podremos verlo en la cubierta de Leganés en el Fan Fan Fest!

Presentando su disco Homónimo y tras el concierto de Bely Basarte ya está todo preparado encima del escenario cuando las luces se apagan y escuchamos Himnostalgia dando paso a la salida de los músicos y, por último, al cantante que empieza a animar a los ahí presentes con Gargantúa, Dios Odio y No hago rap. Agradecido de estar aquí esta noche le dice al público que no va a hablar mucho porque tiene mucho que darles hoy.

Tras estos primeros temas, no podemos dejar de mirar la pantalla que tiene a sus espaldas el cantante en donde se ven los nombres de los temas, algunas de sus letras, mensajes e imágenes que, sin duda, no paran de llamar la atención entre el público. Siguiendo con el repertorio nos encontramos con canciones de sus anteriores trabajos como A mi yo de ayer, Itaboy! (con la que el público vibró) al igual que con Habla bajito.

Llegan dos momentos más íntimos con Finisterre, El mejor de tus errores, que podemos decir que se ha convertido en una de las canciones de este último año gracias a sus miles de reproducciones en las plataformas musicales, y Nunca será siempre. Por supuesto, no pueden faltar los temazos de su último disco Don Creíque, Solo los amantes sobreviven o La comedia del año en Francia cuando contó que “mientras escribía esta canción me la imaginaba para cantarla en un estadio y, aquí estamos”.

A la vida hay que tenerle respeto, pero nunca miedo ni pánico”, así y teniendo toda la razón del mundo comenzaban a sonar las primeras letras de No tengas miedo. Si antes habíamos podido disfrutar del artista en el concierto de Bely ahora, lo hacíamos al revés porque es ella la que se sube para cantar Careo juntos. De nuevo, podíamos ver a un público feliz de verlos cantando juntos.

Imperdible, Haciéndonos los muertos y un paseo entre las gradas mientras cantaba no podían faltar en una noche tan especial. No quiso dejar la oportunidad de dedicarle a su hijo, que le estaba viendo, el concierto y de contar emocionado una anécdota de su abuelo. Estábamos llegando al final y como bien dice “hemos avisado que esto acaba”, los que alguna vez los hemos visto sabemos que su grupo y él no son de los que entran y salen del escenario, cuando acaban, acaban. Haz de luz dio paso a otro de sus exitosas canciones La mujer cactus y el hombre globo para terminar como no puede ser con Matemática de la carne que todo el mundo corea y aplaude ya que acaban de presenciar todo un espectáculo cargado de magia en el Wanda.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*