Jorge Molist: “En la novela hay personajes femeninos muy fuertes”

El autor nos presenta La Reina Sola una apasionante historia que cambió el destino de España y el poder en el Mediterráneo. La joven reina recién coronada y sin experiencia de gobierno es abandonada por su marido en uno de los peores momentos para su pequeño reino. Unos nobles hostiles y ansiosos de poder provocan sangrientas revueltas que amenazan su vida y la de sus hijos. Además, deberá enfrentarse, con la ayuda de unos pocos fieles, a los tres mayores poderes del siglo XIII: Carlos, el gran emperador mediterráneo, Francia y un papa despiadado.


Cuéntanos con qué se va a encontrar el lector en La Reina Sola

Los lectores se van a encontrar con una novela de emociones. Hay amor, traición, venganza, odio, pero por encima de todo se va a encontrar hechos reales. Lo que cuento es una parte olvidada de nuestra historia que creo que deberíamos de saber para sentirnos orgullosos de lo que hicieron nuestros antepasados.

¿Cómo llegas a esta historia?

A mí me ha gustado siempre mucho la historia y estaba leyendo un libro del mejor historiador inglés, Steven Runciman, que se llamaba Las vísperas sicilianas. Me di cuenta que él me estaba contando la historia de Aragón y de España. A partir de ahí, empecé a interesarme cada vez más por ella. Lo que me llamó mucho la atención fue que este historiador decía que Ricardo Corazón de León fue un mal rey en cambio nos elogia a Constanza.

Llama mucho la atención el ver como Constanza quedó en el olvido y otros se han llevado el éxito

Es parte del enfrentamiento que tuvo Aragón en esa época con el papado. Con razón o sin razón, la Iglesia ha tenido mucho peso en nuestra historia y si le sumamos que Constanza era mujer ha hecho que se olvidara un poco su figura a pesar de que era muy religiosa.

Es una mujer que no se rindió ante las adversidades y luchó en todo momento por cumplir sus objetivos

Eso es lo que más me atrae de su personaje. En la novela hay personajes femeninos muy fuertes, pero podría decir que Constanza era una mujer de su época que acaba encontrándose en primera línea de fuego, recién coronada, sin experiencia de gobierno en donde la coronan y, al día siguiente le dice Pedro que se va. Se encuentra con conjuras cortesanas, revueltas en la calle que amenazan su vida y la de sus hijos. Pero, la gran guerra viene por los tres poderes de ese siglo que eran Francia, Carlos el Emperador Mediterráneo y el propio Papa. Ella se queda sola en una guerra cruel.

Para mí, el personaje es fascinante porque sin querer ser rimbombante, vanidoso u orgulloso enfrenta unos retos que sobre el papel superan en mucho sus capacidades. Ella va creciendo hasta asumir su papel al cien por cien.

A Constanza no le faltaron en ningún momento enemigos

La verdad es que no le faltaron. Al principio, aunque ella no lo creyera, tenía ahí unos apoyos importantes. A Roger de Lauria lo acaban de nombrar almirante y no sabían cómo iba a ser, pero, al final, ha resultado ser el mejor almirante de la historia de España y el responsable del inicio de la expansión de la Corona de Aragón en el Mediterráneo.

¿Cómo fue la labor de investigación?

A mí me apasiona. Ha sido larga, porque me ha llevado años, pero fascinante. He descubierto muchas cosas por ejemplo, en Parlermo, que está lleno de las huellas de nuestros pasos, vi un edificio precioso que se llama la Puerta Nueva de la Antigua Urbe de Palermo y me llamó la atención no solo por la urbe sino por un escudo que tiene arriba del Imperio Español. Me puse a investigar y descubrí que era el arco del triunfo para nuestro Emperador Carlos V por la conquista española de Túnez. Eso no lo conocía y empecé a investigar porque me di cuenta de lo que habíamos hecho nosotros en el Mediterráneo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*