Itziar Miranda: «Estamos a años luz de vivir en una sociedad igualitaria»

Itziar Miranda junto a Nacho Rubio en el Festival Internacional de Cine de Huesca. Foto: E. Acín

La actriz Itziar Miranda es  reconocida por interpretar a Manolita Sanabria en la serie Amar en Tiempos revueltos, y en su continuación Amar es para siempre. Este personaje le ha aportado grandes cosas, sobre todo le ha ayudado a concienciarse más en la lucha por la igualdad feminista. Este influjo le llevó a publicar, junto con su hermano Jorge, la biografía de varias de las mujeres más trascendentales de la historia, como la primatóloga Jane Goodall o la actriz Hedy Lamarr. Su último proyecto ha sido la grabación de una Tv-movie sobre la tragedia de Biescas. Acudimos al Festival Internacional de Cine de Huesca para entrevistar a la afamada actriz, en donde ha presentado el acto Velada de arte violeta, en el que ha hecho un recorrido sobre su trayectoria profesional y ha reivindicado el feminismo.


Ha escrito varios cuentos sobre el feminismo, en donde narra la biografía de las mujeres más relevantes a lo largo de la historia, y que han sido olvidadas y denostadas por la sociedad durante mucho tiempo. ¿Cree que todavía queda mucho camino por recorrer?

Estamos a años luz de vivir en una sociedad igualitaria, por mucho que los hombres y las mujeres sí que seamos iguales ante la ley. Tenemos que esforzarnos en cooperar juntas, y no debemos conformarnos con los derechos que ya hemos conseguido. Es verdad que hemos avanzado mucho, porque nuestras abuelas lucharon sin descanso para lograr los derechos que disponemos, pero las mujeres no nos podemos conformar con eso. Sobre todo, para detener de una vez por todas la violencia machista, que es uno de los principales síntomas que demuestran la actual desigualdad social.

Redacta los libros junto con su hermano Jorge, que es historiador. ¿Cómo os coordináis para seleccionar a los personajes, y cómo realizáis la fase de investigación, con la que obtenéis la información necesaria para escribir las obras?

Ambos trabajamos juntos como si fuésemos guionistas. Nos dedicamos a escaletar y a investigar mucho sobre las biografías de esas mujeres. Cuando acabamos la etapa de documentación, decidimos qué escribir en cada capítulo, como si fuéramos escaletistas de un guión de una serie de televisión o de una película. Una vez realizada esta fase, nos alternamos en la redacción de los capítulos, y vamos corrigiéndonos el uno al otro. Por último, nos juntamos durante un mes para reescribir los apartados y para corregir los posibles errores.

Lleva desde el 2005 interpretando a Manolita Sanabria, ¿cómo se ha desarrollado el personaje a lo largo de estos años, y qué futuro le ve al mismo?

Manolita es una luchadora. Esta mujer es el símbolo de nuestras madres, y de nuestras abuelas. El personaje es el estandarte que lucha por los derechos de las mujeres. Manolita no se conforma con vivir en una sociedad basada en un sistema patriarcal y lucha para cambiar la sociedad de su época. El personaje pretende convertirse en un ejemplo a seguir para sus hijos y en un referente social para sus hijas.

Manolita me ha aportado mucho como actriz. La serie Amar es para siempre posee unos personajes femeninos muy potentes. Asimismo, Manolita me influyó para ser escritora, ya que creo que no me habría implicado tanto en el feminismo si no me hubiera metido en la piel de este personaje. Ojalá Manolita dure muchos años, y tenga una larga vida en la serie.

Acaba de grabar una Tv-movie sobre la riada del camping Las Nieves en la localidad oscense de Biescas, en la que fallecieron 87 personas. ¿Qué nos puede contar sobre este proyecto?

Recuerdo haber vivido este desgraciado acontecimiento con bastante dolor y aflicción, ya que soy aragonesa. Me emociono mucho cuando hablo sobre la tragedia de Biescas, porque yo, aunque en ese momento habitaba en Madrid, varios amigos míos acudieron al lugar y ayudaron a rescatar a los heridos del barro y del fango. Cuando el director Juan Miguel del Castillo me ofreció el papel, no dudé en aceptarlo. Fue un sueño y un reto personal interpretar el personaje, porque sabía que me iba a costar mucho meterme en la piel de una madre, que ha perdido a su hija durante la tragedia. Hacer este papel ha sido muy doloroso y catártico para mí, aunque creo que ha merecido la pena, porque esta historia tan potente había que contarla en el cine o en la televisión. La verdad, es que sufrí mucho haciendo este papel, y creía que iba a disfrutarlo más, pero la experiencia ha sido enriquecedora.               

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*