Zuera Escena cierra con éxito una segunda edición marcada por las restricciones

El festival de artes escénicas Zuera Escena pone fin a una segunda edición que, aún marcada por las restricciones y medidas de seguridad, ha mostrado un fuerte apoyo al sector cultural, uno de los más damnificados por la pandemia provocada por la Covid-19. Más de un mes de programación cultural de alto nivel que, con un aforo del 25%, ha logrado acoger a más de 700 asistentes. Desde el 17 de octubre hasta el pasado sábado 28 de noviembre, se han subido al escenario siete compañías aragonesas y nacionales con el objetivo de apostar firmemente por la cultura en estos tiempos de pandemia, apoyando así al tejido artístico de nuestro país. “La cultura es segura y tenemos que seguir demostrándolo. Este año el festival era doblemente importante. Por un lado, queríamos demostrar nuestro apoyo al sector cultural como motor de la sociedad y, por otro lado, pretendíamos seguir dando importancia a las artes escénicas, una disciplina menos mayoritaria”, afirma Luis Zubieta, alcalde de Zuera.

Aunque los festivales de música son el instrumento favorito de las pequeñas poblaciones para reivindicarse en el mapa, esta localidad zaragozana ha apostado por disciplinas menos masivas como el teatro o la danza, que cuentan con un talento destacado dentro de la comunidad, para convertirse así en punto de referencia en cuanto a programación cultural de calidad se refiere. Y con más empeño que nunca este año tan complicado para el sector.

Durante siete fines de semana consecutivos, Zuera ha acogido un total de siete espectáculos (cinco obras de teatro, una de danza y un espectáculo multidisciplinar), dando la oportunidad de trabajar a casi medio centenar de artistas, entre actores, actrices, músicos, narradores, titiriteros y bailarines. Además, durante todas estas semanas, un equipo de más de 30 personas ha formado parte de las labores de producción, organización o puesta en escena, promoviendo el empleo directo e indirecto en Zuera. Entre ellos, cabe destacar al asesor teatral con extensa trayectoria nacional e internacional, Javier Arnas; Toño Monzón, gestor cultural al frente de Hacedor de Proyectos; o Jorge Sastrón y Vladimir Soca de Producciones El Sótano.

Sin duda, uno de los objetivos de esta iniciativa durante su segunda edición ha sido servir de exhibición para las compañías y creadores aragoneses, apoyando a los proyectos emergentes y celebrando los ya consolidados, teniendo muy en cuenta aquellos que cuenten además con gran presencia femenina entre sus filas. La actriz Pepa Plana, la intérprete Viki Lafuente, el bailarín Miguel Ángel Berna o la gran Nuria Espert han sido algunos de los artistas invitados de esta segunda edición que quedará en la memoria de los zufarienses.

Un mes y medio repleto de programación cultural variada y de gran calidad tan necesaria en estos tiempos. “Hemos dado el 200% para sacar adelante este proyecto y que la gente de Zuera y de fuera pudiera disfrutar y se olvide durante unas horas de la situación actual que estamos viviendo” destaca, la concejala de Cultura del ayuntamiento de Zuera, Mar Blanco. Un consistorio que ha apostado por la cultura como la mejor medicina en estos tiempos, ofreciendo ayudas directas a este damnificado sector y no tirando la toalla ante las aciagas expectativas que se le presentaban. Además, con apoyo de otras instituciones, como la Diputación Provincial de Zaragoza, con la diputada provincial delegada de Cultura al frente Ros Cirhuelo, el Gobierno de Aragón y la Red Aragonesa de Espacios Escénicos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*