El Teatro Real presenta su temporada 2020-2021

El Teatro Real ha presentado su temporada 2020-2021 que contará con 15 espectáculos de ópera (siete de ellos, nuevas producciones) y que pretende marcar la recuperación del coliseo madrileño después del duro golpe que ha supuesto la pandemia de Covid-19 para las artes escénicas.

El acto de presentación ha tenido lugar este martes detrás del escenario de ‘Aquiles en Esciros’: el montaje estrella de la actual temporada 2019-2020, que tenía que estrenarse el 17 de marzo y que tuvo que ser suspendido por la declaración del estado de alarma, después de un intento fallido de ‘premiére’ mundial al público vía ‘streaming’. Estalagmitas y andamios que deberían haber desaparecido hace meses, pero que tuvieron que ser abandonadas a la carrera antes de la clausura del teatro.

Y ahí seguirían varios meses de no ser por el empeño de Matabosch, que ha conseguido que el Real reabra sus puertas el próximo 1 de julio con la presentación del montaje de ‘La Traviata’ que estaba programado como colofón de la actual temporada. Ahora, ha explicado el director artístico, el montaje de la ópera de Verdi se transformará en «un prólogo, un aperitivo antes de los banquetes» del programa 2020-2021, que servirá para saber las condiciones en que se podrá llevar a cabo el mismo. Matabosch ha señalado que se trata de «una versión semiescenificada, que no un concierto», aunque no ha querido dar detalles sobre aforos y medidas de seguridad por la «situación cambiante» que puede atravesar el sector escénico debido al impacto del coronavirus.

Disgregados por la caja escénica, en cumplimiento con las medidas de seguridad y distanciamiento social, los asistentes a la presentación (que también ha sido retransmitida ‘online’ como «un primer paso a la normalidad que a todos nos hacía falta») han escuchado a Matabosch prometer que tanto el ‘Aquiles’ como los otros tres montajes que no se han podido representar (el superintendente no ha querido hablar de «cancelar») «se van a hacer en el futuro, en los años venideros», sin especificar si serán dentro de tres, cuatro o cinco ejercicios.

Respecto a la que arranca este otoño (si no se produce un rebrote o algún otro problema sanitario), Matabosch ha señalado que «sí que es una temporada en la que ha habido que hacer ajustes, pero que no ha afectado a la calidad y la ambición de la misma». Así, el título inaugural ‘Un ballo in maschera’, de Verdi (con dos galas inaugurales: una el 16 de septiembre para menores de 35 años, dentro de la política de reforzamiento de la atención al público joven, y otra el 18 de septiembre, con la asistencia de personalidades públicas) no era el que estaba previsto en un primer momento. «Hemos tenido que ser imaginativos ante unos condicionantes tan excepcionales como son los de la pandemia», ha manifestado Matabosch. Pero es exactamente la temporada que queremos presentar».

Así se ha manifestado también el director general del coliseo, Ignacio García Belenguer, quien ha ajustado el porcentaje hasta asegurar que «la temporada es en un 98 % la misma». También ha manifestado un deseo: «Confiamos en que en septiembre los aforos estén normalizados». Y es que la taquilla es uno de los tres sostenes económicos sobre los que se sostiene la actividad artística del Real. Sobre los otros dos, el director general ha hablado del «buen apoyo de los patrocinadores y de las administraciones», con los que mantuvieron un encuentro este lunes durante la reunión del patronato del teatro. «Sin duda, todo esto tiene un coste económico que asumiremos», ha rematado.

En cuanto a los platos fuertes, destaca la presentación de un nuevo montaje de ‘Peter Grimes’, de Benjamin Britten, considerada una de las grandes óperas del siglo XX. Se trata de una coproducción con la Royal Opera House Covent Garden de Londres, la Ópera de París y el Teatro Dell’Opera de Londres que se verá primero en Madrid. Lo mismo que la ‘Rusalka’ de Dvorák, que tiene un hueco en el programa en noviembre. Destaca igualmente la tercera parte de la Tetralogía ‘wagneriana’ que está llevando el Principal director musical invitado, Pablo Heras-Casado, que llega al ‘Sigfried’ dispuesto a quitarle el aura de «cenicienta» del ‘Anillo’.

Carlos Álvarez travestido en ‘Viva la Mamma’ (versión de ‘Le convenienze ed inconvenienze teatrali’ de Donizetti) y un reparto encabezado por Anna Netrebko y Jonas Kaufmann en una ‘Tosca’ final jalonan igualmente una programación que los responsables del Real esperan que se desarrolle sin sobresaltos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*