La primera edición del Festival Vive Latino se aplaza a 2021

El que iba a ser el acontecimiento cultural del año en Zaragoza, y el más multitudinario para la ciudad ha tenido que ser suspendido por la crisis sanitaria producida por el coronavirus. La organización del festival Vive Latino, convocado para los próximos 11 y 12 de septiembre en lo que fuera la Expo en el meandro de Ranillas, se dispone a comunicar ahora su aplazamiento y el traslado de su cartel casi íntegro (solo hay un cambio en los 36 nombres que lo componen) a un año después.

Este festival era un viejo anhelo del promotor zaragozano Nacho Royo, mánager de Enrique Bunbury y buen conocedor del entramado musical latinoamericano. Tomó el nombre y los criterios fundamentales que rigen su programación de uno que se celebra en Ciudad de México desde 1998, y que constituye el principal de los dedicados al rock y otras músicas populares contemporáneas en Hispanoamérica. Lo promueve Ocesa, un gigante de la producción de conciertos, festivales y espectáculos teatrales mexicano, empresa con la que Royo se había aliado para sacar adelante una primera edición a este lado del Atlántico.

El festival Vive Latino de Zaragoza se presentó a mediados del pasado diciembre y ya tenía el éxito de público asegurado: los abonos y entradas de día se habían vendido a un ritmo mayor al previsto y, a ocho meses de su materialización, contaba con la garantía de 26.000 asistentes. La mayoría de estos compradores son aragoneses, aunque también ha habido una demanda apreciable del resto de España y ha llegado igualmente de otros países (particularmente de México, desde donde se planteaba incluso fletar vuelos chárter para facilitar su asistencia). Todas estas entradas, sin necesidad de efectuar ningún trámite, seguirán siendo válidas para las nuevas fechas del festival: los días 10 y 11 de septiembre de 2021, también viernes y sábado. En el caso de quien prefiera recuperar el importe abonado, podrá hacerse entre el próximo 1 de junio y el 31 de agosto, por la misma vía en la que formalizó la adquisición.

El artista que se cae del cartel es uno de los que iban en letras grandes es el violinista Ara Malikian, un popularísimo divulgador de la clásica, que tenía compromisos firmados ya para esas nuevas fechas. Será sustituido por un grupo que también goza de mucho predicamento en la ciudad: Love of Lesbian. Y no hay más cambios. Se mantienen en el Vive Latino de 2021 Bunbury, presentado su nuevo disco, ‘Posible’, que se dispone a publicar el día 29 de este mes de mayo, o Kase.O, entre los músicos de casa con más seguidores. Siguen Vetusta Morla, León Benavente, Iván Ferreiro, Leiva, Taburete, Viva Suecia, Miss Cafeina, Sidonie, Mikel Erentxun o Bebe, entre los nacionales. Y, entre los americanos, Andrés Calamaro, Café Tacvba, Molotov, Aterciopelados, Babasónicos, el Instituto Mexicano de Sonido, Carla Morrison, Ximena Sariñana, Mon Laferte…

La producción continuará adelante, asimismo, en lo referente a todos los planes para la transformación temporal de la Expo. En su recinto está previsto habilitar un escenario en la explanada del Palacio de Congresos, otro en el anfiteatro a orillas del Ebro y uno más en la zona de islas, que serán entre los que se repartan las 35 actuaciones reconfirmadas y esa única novedad de Love of Lesbian respecto a la edición cancelada de 2020. «Siempre tuvimos claro que la única opción posible era el aplazamiento, nunca la suspensión. Cuando empezamos a rearmar el cartel, nadie apostaba por poder mantenerlo con una única excepción. Ha sido un milagro. Estamos muy agradecidos a los artistas por su disposición y compromiso, y seguimos trabajando con las mismas ganas para hacer el festival en 2021», decía ayer Nacho Royo, al frente de un equipo que ha trabajado en la organización del Vive Latino junto al Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*