El festival Pirineos Sur aplaza su 29ª edición a 2021

El festival más emblemático de Aragón, Pirineos Sur, no se celebrará finalmente el próximo mes de julio y aplaza su 29ª edición al verano del 2021. De esta forma, y como ya ha sucedido con la mayor parte de los grandes eventos veraniegos, la crisis sanitaria derivada del corovavirus impedirá que el público pueda disfrutar de los conciertos en el escenario flotante de Lanuza y en Sallent de Gállego, si bien desde la Diputación Provincial de Huesca (DPH) se asegura que se están organizando una serie de actos cultuales alternativos para espacios abiertos en toda la provincia.
En un escueto comunicado colgado a medio día en las redes sociales, la organización trasladaba al público el obligado aplazamiento del festival ya que «consideramos crucial garantizar la seguridad del público».

Un aplazamiento que confirmó después el presidente de la DPH, Miguel Gracia, así como que la provincia no quedará yerma de actividades. «La situación actual hace inviable la celebración de Pirineos Sur como hasta ahora. Atendiendo a las recomendaciones y normativas sanitarias, se ha decidido posponerlo hasta 2021. Pese a ello, la diputación sigue trabajando en otras propuestas culturales», indicó el presidente.

La actual edición de Pirineos Sur había sido adjudicada por concurso a la empresa madrileña Sonde3 Producciones, con la que colabora en la dirección artística del festival la aragonesa ZZ Producciones. Joaquín Domínguez, de ZZ, explicaba ayer que la diputación oscense «mantiene con nosotros las mismas condiciones de contrato, de un año más uno, y lo único que se hace, como es lógico en estos momentos es aplazar esta edición al año que viene». De hecho, explica Domínguez, «por el momento, y aunque seguro que habrá algún cambio obligado por fechas, el 90% del cartel se mantiene para el año que viene», aunque no quiso adelantar ninguno de los nombres que éste incluía.

Pirineos Sur se une así a la larga lista de grandes y pequeños festivales de verano que se han suspendido o han aplazado sus fechas y que en Aragón han sido Slap Festival, Vino del Somontano, Matarranya Íntim, Tamborile, Imaginaria, Polifonik Sound, Belchite de película (que pasa a octubre) o el Festival de cine de La Almunia, entre otros muchos, además de aplazar al 2021 los conciertos de Alejando Sanz de La Romareda o el de Sergio Dalma también en Zaragoza que pasa también al próximo año.

Lo mismo ha sucedido en el panorama nacional, con citas tan emblemáticas como el FIB de Benicassim, Primavera Sound, Festival De Les Arts de Valencia, BBK de Bilbao, Peralada, Ortigueira, Bull Music Festival en Granada o, el Sónar de Barcelona.

Sin embargo, en la propia comunidad aragonesa hay otros que, por el momento siguen adelante. El que más claro lo tiene es el de Aínsa, que mantiene sus fechas para el mes de julio, si bien en el consistorio son conscientes de que tanto la programación como la estructura de los aforos estarán marcados por las restricciones impuestas por el Gobierno. Así, desde la organización aseguran que «si se van cumpliendo las fases de desescalada a rajatabla, creemos que se podrá celebrar, pues, por ejemplo, en la explanada del castillo se puede hacer un concierto para 800 personas manteniendo las distancias y claro, sentadas», explican.

También se sigue adelante el Festival En el Camino de Santiago, que se encuentra en plenos trabajos de programación y está anunciado para los días que van del 30 de julio al 30 de agosto.

De que todavía no se sabe nada es del Vive Latino, previsto en Zaragoza para el mes de septiembre, aunque todo apunta a que las restricciones que se están poniendo a eventos tan multitudiarios hacen complicado que vaya adelante. Ya se verá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*