Zaragoza se rinde ante el gran espectáculo “Revolution on Ice”

Revolution on Ice triunfó en Zaragoza. Foto: M. Tobajas

Todavía tenemos el cuerpo congelado después de haber presenciado el show Revolution On Ice. El pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza se convertía este sábado en una gran pista de hielo sobre la que se desplegó arte y poderío sobre las cuchillas, música en directo y grandes acrobacias. Un programa muy completo lleno de actuaciones, donde el hilo conductor es una moraleja para todos los presentes.

El público vivió un torbellino de sentimientos pasando por la más absoluta tranquilidad de las baladas al funky más cañero que movía a todas las gradas. Las actuaciones aéreas y las virtuosas piruetas de los artistas consiguieron dejar al público, en más de una ocasión, con la boca abierta. Zaragoza se rindió ante ellos. Cada una de las actuaciones fue ovacionada y la verdad que no era para menos. El juego de las luces y la música fueron brutales consiguiendo juntarse de una manera extraordinaria.

Si hablamos de la música hay que dar un enorme aplauso a todos los artistas que se subieron a las diferentes plataformas instaladas en el pabellón para deleitar al público con su música. El productor musical del show, Carlos Jean acompañó en varias ocasiones a los patinadores con su música. Muy aclamada fue la voz y música de la joven artista Belén Aguilera que cantó sus temas Tus Monstruos, Muere y Jaque al Rey  junto a Edurne. La cantante fue la seleccionada como artista invitada para cantar en Zaragoza y además, de la canción junto a Belén Aguilera también interpretó Amanecer, canción con la que nos representó en Eurovisión.

Todo empieza con la narración de una historia sobre una pequeña “hada” que quería y no podía… cada vez lo intenta con más ganas, actuación tras actuación aparece y la narradora le da lecciones de cómo sobreponerse y seguir soñando, porque los sueños al final se hacen realidad. Entre transición y transición, el público puede disfrutar de 32 actuaciones magníficas de los patinadores y acróbatas. Números humorísticos, individuales, en pareja, en grupo… Javier Fernández junto a otros magníficos patinadores como son: Ashley Wagner, Javier Raya, Jeffrey Buttle, Elladj Baldé, Anna Capellini, Luca Lanotte, Annete Dyrt, Jannick Bonheur, Celia Robledo, David, Max, Javi, Olesksiy Polishchuk y Vladimir Besedin, forman el magnífico elenco de patinadores y bailarines aéreos que han hecho posible las dos horas de espectáculo. Han bailado canciones de todos los estilos entre ellas Señorita, Survivor, Sweet Dreams o Up Town Funk.

Destacar a Javier Fernández que parecía volar en cada coreografía, te hacía sentir como en un cuento que vivías con intensidad, en cada salto o en cada giro que recorría en la pista… simplemente ESPECTACULAR. Además, el resto del elenco desarrolló saltos y más saltos, piruetas simples y combinadas… Javier Fernández sacó a relucir su elegancia en un memorable dúo con Celia Robledo a los sones de “Señorita”, la emoción corrió a cargo de Jannick Bonheur y Annette Dyrt, que encogieron el ánimo del público por lo cerca del suelo que pasaba la cabeza de la patinadora en sus espirales.

Un espectáculo que tuvo emoción y belleza, pero hubo muchas más cosas. Un guiño infantil, con la actuación de la niña Alexandra Kuldishov que nos trasladó al cine con la música de Los Aristogatos. También, la acrobacia aérea de David y Max, el número cómico de Oleksiy Polishchuk y Vladimir Besedin inspirado en el ballet de El lago de los cisnes y la música en directo con las actuaciones de los artistas.  

Es un espectáculo que no defrauda, que a todos los presentes nos ha fascinado, que hemos aplaudido hasta que no podíamos más, que la energía que transmitían era poderosa, parecía que lo que hacían era fácil… daba ganas de más y más. No te lo puedes perder.  ¡¡Vais a flipar!!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*