Lleno absoluto en Espacio Zity con Anuel como protagonista

Anuel consiguió batir el record de ventas de estas Fiestas del Pilar. Foto: E. García

Anoche el Espacio Zity se llenaba de grandes medidas de seguridad para recibir al artista internacional de reggaetón Anuel con un lleno absoluto. El joven que comienza a consagrarse como una de las promesas del reggaetón, para muchos situado en la escala de Nicky Jam o Maluma, hizo vibrar la carpa de conciertos del recinto de Valdespartera.

El concierto estaba previsto que diera comienzo a las 22:00 horas aunque el cantante hizo esperar a sus fans 30 minutos hasta que apareció en escena. Eso le costó algunos pitidos y malos comentarios entre el público que llevaba horas esperando para verlo. A las 22:30 en las pantallas del escenario apareció una cuenta atrás generando gritos entre el público. Acabada unos fuegos artificiales y por fin Anuel salía a escena. Para algunos el concierto más esperado de las Fiestas del Pilar se hacía realidad.

¿Hablamos de su vestuario? El cantante salió ataviado con toda la vestimenta y detalles que rodean a los exponentes de este género: gorra, collares, anillos, pulsera, tatuajes… todo muy brillante, incluido el micrófono en tonos dorados, a juego con su look total black.

Entre los primeros minutos de su actuación se pudieron escuchar canciones como Na’ nuevo y Amanece. El acompañado de un cuerpo de baile compuesto por seis mujeres vestidas de forma sexy y poco tapadas, algo que no sorprende entre las bailarinas de estos artistas. Un juego de voces al unísono acompañó otros éxitos como Quiere beber, Adictiva¸ Otro trago, Delincuente y no pudo faltar su mayor éxito, prácticamente el que más esperaba el público, China. Sus letras han sido en varias ocasiones tachadas de sexistas, homófobas e incluso violentas.

El artista se entregó con su público en varios momentos. “¿Real hasta la qué? Preguntó en varias ocasiones el artista “Hasta la muerte!” contestó el público. Con este jueguecito que repitió varias veces pasó toda la noche, ¿se cansó el público de escucharlo?

El perreo se notó entre el público. Hasta que durante 15 minutos el cantante dejó de cantar por problemas técnicos y el público siguió en pie esperando a que el puertorriqueño volviera a escena entre cánticos.  Una hora y media de concierto en donde él se movió entre efectos de vídeo, fuego, humo y serpentinas. Alguno se quedó con ganas de escuchar más del cantante. Una noche en donde el reggaetón fue el protagonista y fue uno de los éxitos de estas fiestas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*